02 de julio de 2016
02.07.2016

Decepción democrática el 26J

02.07.2016 | 00:20

Tras el 26J hemos tenido una semana de análisis y valoraciones de resultados. En Ontinyent, como ya sucedió el 20D, la coalición Compromís-Podemos-EU ha seguido siendo la opción más votada, aunque esta vez se han mantenido primeras por poco, pese a sumar a los de EU. Ya que rozándole los talones, a poco más de cien votos, se sitúa por encima del 26 % el PP, partido que ha experimentado un crecimiento de casi el 4 %, mientras el PSPV-PSOE de Jorge Rodríguez no llegaba a crecer un punto, y los de C's con el 13'22% de los votos, apenas si experimentaba un descenso de 0'22 %. La nota pintoresca la puso, una vez más, el Partido Animalista, pasando de los 170 votos a los 250. Pese a que estos resultados no son extrapolables a las municipales, y menos en Ontinyent, el efecto que sí ha emergido a cabo de calle es el de la desazón, la decepción y la indignación. Al menos entre lo que podríamos decir personal lúcido y decente, preocupado por el bien común. Sensaciones afloradas, sobre todo, a la vista del incremento generalizado de votos del partido de la corrupción por excelencia, el PP, cuando no del juego de cloacas democrático, ¿o será que este país anda insuficiente de demócratas, como especulan algunas voces? Como aconteció con el escandaloso caso de podredumbre democrática que se desveló recientemente, protagonizado por el ministro del PP J. Fernández Díaz.

En el cómputo general de la Vall se ha seguido la tónica general, con pequeñas variaciones. Tanto es así que al PSOE le han faltado 7 votos para repetir el resultado de diciembre, 11.391, C's baja 354, A la valenciana baja 2.850 y el PP sube 3.505 votos.

Documental. Tras su estreno en Ontinyent, el documental Les Mamàs Belgues, realizado a partir del trabajo de investigación de Joan J. Torró, ahora llega a Polonia, donde ha sido seleccionado entre 2.570 documentales de 88 países diferentes, para participar en el Szczecin European Film Festival en octubre. El documental versa sobre las enfermeras belgas que trabajaron en el Hospital de Ontinyent durante la Guerra Civil española, habiendo actuado de realizador el belga Sven Tuytens.

La Mancomunitat desnuda sus males. Más que «dar luz verde a un presupuesto de 4,5 millones de euros», como informaba este diario, o como destacaba el presidente de la Mancomunitat, Vicent Gomar, «que se mantengan las cuotas por los servicios que ofrecen en 2016», el pleno de la Mancomunitat de la Vall del pasado lunes servía para poner de manifiesto algunas grietas. Ya sean estas debidas a la falta de unanimidad, como se constató en la aprobación del presupuesto, que solo obtuvo el voto favorable de los socialistas. Mientras el PP y Compromís se abstuvieron. Si como se vio, el principal problema en la elaboración presupuestaria «ha sido causada por la morosidad de unos pocos municipios» (incluido el de Aielo de Malferit del polémico José L. Pinter), y más concretamente Albaida, gobernada, desde hace cinco años, por Compromís, con un lastre millonario, que a lo visto no le quita el sueño al alcalde. Por lo que no se entiende su abstención, y menos esa manifiesta insolidaridad con el organismo comarcal que perjudica al resto de pueblos de la Vall.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine