02 de noviembre de 2016

Ciudad de pólvora y sangre

Santiago Álvarez publica su segunda novela negra, ambientada en Valencia durante los días de Fallas - El detective Mejías deberá resolver un caso en una ciudad en la que el escritor ha querido huir de los tópicos de la corrupción

04.11.2016 | 21:17
Ciudad de pólvora y sangre

«La primera detonación les pilló desprevenidos, y Berta comprendió que jamás olvidaría aquel momento». Santiago Álvarez debió de rememorar alguno de los primeros estallidos de marzo cuando evocó una «mascletà» para la introducir su novela. Álvarez es un murciano atrapado en Valencia, entre otras cosas, por un festival y por un personaje. Codirector de Valencia Negra „el certamen de literatura criminal que cumplirá en 2017 su quinta edición„, hace unos años que decidió pasar de la periferia del género negro a inscribirse en su catálogo de autores. Así es como nació el detective Mejías, un nuevo antihéroe listo para acumular casos y páginas a sus espaldas. «Siempre tuve claro que quería cuatro episodios. En cada novela tiene que evolucionar y no se puede evolucionar infinitas veces», reflexiona el autor.
Mejías fue el protagonista de La ciudad de la memoria (Almuzara, 2015) y ahora vuelve a la calle con El jardín de cartón. Ambas, como en toda la saga que Álvarez prevé para su detective, tienen como escenario de fondo Valencia, ciudad recreada por un escritor que la conoce bien pero en quien permanece la capacidad de sorpresa del que nació fuera. Ese asombro es mayor cuando, como en esta novela, se describe la ciudad en pleno mes de marzo, asediada por las Fallas.

«En mis novelas quería que confluyeran tres parámetros: Valencia; que el pasado siempre acude al presente; y lo contemporáneo. Todo eso me llevaba inevitablemente a las Fallas», introduce el escritor, reseñando el impacto que causa la fiesta en el recién llegado: «En Madrid se ven de una manera distinta a como se perciben aquí, y piensa que yo no soy valenciano. Para mí son como un gran teatro, en el que se ve a los habitantes humildes viviendo la fiesta con mucho sentido de barrio, pero también se ven los excesos», comenta Álvarez.

Una ciudad de cómic
El argumento de la novela presenta a un detective con graves problemas económicos para mantener su agencia abierta cuando se le presenta un caso: encontrar el único whisky producido en tierras valencianas, dos siglos atrás. El cronómetro para cobrar la recompensa que acabará con todos sus males se enciende justo después de la primera mascletà de marzo. La ciudad, de nuevo, se despliega como el paisaje por el que se moverá Mejías: «Estoy en contra de calcar la realidad porque la ficción tiene reglas distintas. No pretendía hacer un retrato de Valencia sino de la Valencia de Mejías. Puede parecer una ciudad de cómic, pero se tiene que adecuar al personaje», apunta el escritor.

En un escenario como Valencia barnizado por el folclore de las Fallas, el lector puede pensar que además, tratándose de una novela negra, el autor se haya estudiado los sumarios de corrupción que han ido brotando en los juzgados de la ciudad durante los últimos años, cumpliendo todos los tópicos, «y lo malo de los tópicos es que funcionan», apostilla Álvarez. Sin embargo, en su reconstrucción de la ciudad ha querido desengancharse de la actualidad en busca de un objetivo más ambicioso: «Si hoy hubiera escrito sobre algún conseller corrupto quizás hubiera tenido más interés en el momento, pero mi idea es darle a la novela un sabor especial, crear algo propio».

Tras años viviendo en la ciudad, Álvarez apunta una contradicción sobre la fiesta que compone la atmósfera de su novela: «Las Fallas no definen a Valencia porque de hecho buena parte de la ciudadanía no participa de ellas, pero sí describen parte del carácter propio: por un lado señalan la gran capacidad de los valencianos para asociarse; por otro, cuentan los abusos sobre la ciudad».

Un Premio Planeta negro
«Lo interesante es consolidar el género», opina el escritor sobre la «exaltación» de un género del cual han salido las dos últimas Premio Planeta. «Están apareciendo muchos escritores nuevos, aunque no durará para siempre», abunda Álvarez, encargado de captar figuras que visiten Valencia para la próxima edición de su certamen. Él, tras las dos primeras entregas del detective Mejías, apunta que se alejará de él, para dejarlo «respirar», en su tercera novela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Cultura

Dylan no estará presente en la ceremonia de aceptación del Nobel.
Bob Dylan envía su discurso de aceptación del Nobel

Bob Dylan envía su discurso de aceptación del Nobel

Patti Smith cantará un tema del Nobel de Literatura en la ceremonia de entrega, en la que se leerá...

Las 10 peores canciones de 2016, según Time

Las 10 peores canciones de 2016, según Time

La revista ha seleccionado 'Can't stop the feeling', de Justin Timberlake, como el peor tema del...

El Rey: ´La cultura es un derecho que nos hace libres´

El Rey: ´La cultura es un derecho que nos hace libres´

Los Reyes han presidido la entrega de las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2016

Mujeres maltratadas por la ópera

Mujeres maltratadas por la ópera

Dos investigadoras españolas analizan en un libro la imagen de la mujer vertida en las...

Guns N´Roses actuará en Madrid y Bilbao en 2017

Guns N´Roses actuará en Madrid y Bilbao en 2017

Los conciertos se enmarcan en la gira con la que la banda celebra el reencuentro entre Axl y Slash

Más Roma que solemne

«Missa Solemnis», de Beethoven palau de la música (valencia)Intérpretes: Coro Philarmonia de...

Restaurantes en Valencia

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre los mejores restaurantes de tu zona: Gandía, Torrent, Sagunt... y disfruta de la cocina valenciana.
Todos los restaurantes de Valencia

 

Heráldica

Los mejores restaurantes en Valencia

¿Conoces la historia y los orígenes de tu apellido? Visita nuestro canal de Heráldica y descarga tu lámina. Si no encuentras tu apellido, pídelo gratis.

 
Enlaces recomendados: Premios Cine