12 de agosto de 2016
12.08.2016

Las diferencias con el vestuario condenan a Marcelino

Una intensa discusión con Musacchio en el descanso del Teresa Herrera precipitó la destitución del técnico del Villarreal - Los pesos pesados de la plantilla pidieron su salida a Roig

12.08.2016 | 04:15
Las diferencias con el vestuario condenan a Marcelino

Marcelino García Toral ya lo avisó nada más aterrizar en el vestuario del Villarreal. «Soy un técnico de poco recorrido, con un carácter especial. Lo que exijo al futbolista suele pasar factura», aseguraba en una de sus primeras ruedas de prensa como técnico amarillo. Al final sus palabras, tres temporadas y media más tarde, han tenido algo de proféticas porque ha sido su relación con la plantilla la que ha precipitado la salida del técnico asturiano del submarino.

Hombre de trato difícil y carácter fuerte, exigente al máximo con sus jugadores, con los que no tenía miramientos para abroncarlos en público, Marcelino ya había vivido enfrentamientos directos con jugadores de la plantilla amarilla. Gio dos Santos y Cani tomaron el camino de salida después de agrias disputas directas con el técnico. Pero el martes, tras una intensa discusión con Musacchio durante el descanso del trofeo Teresa Herrera contra el Deportivo en Riazor, el poder de los pesos pesados del vestuario pudo con la autoridad y la confianza ganada por Marcelino en tres años y medio.

El entrenador decidió retirarle la capitanía en el encuentro al central argentino, que había estado dos semanas apartado del trabajo con la plantilla ante las negociaciones abiertas para traspasarle al Milan. Esto, unido a una relación ya deteriodada, explotó en el descanso cuando ambos se enzarzaron en una intensa bronca en el vestuario ante el resto de jugadores del equipo.

Los capitanes consideraron insostenible la situación y lo señalaro a la directiva. Este conflicto se ha unido a diferencias en la política de fichajes. El técnico se habría quejado por la lentitud con la que se han cerrado las contrataciones, lo que alimentó la ansiedad de Marcelino. También se ha apuntado a divergencias en la contratación de Pato, ya que el preparador amarillo consideraba que el brasileño no se encontraba en forma para afrontar un cita tan importante como la previa de Champions League.

Silenciosa despedida

Marcelino García y su equipo de trabajo se reunieron en la mañana de ayer con el presidente del Villarreal, Fernando Roig, y el consejero delegado, Fernando Roig Negueroles, lo que obligó a posponer la sesión de entrenamiento del equipo a las 19.00 de la tarde. Fue un encuentro breve y nadie quiso hacer declaraciones al salir. El asturiano permaneció un rato más reunido con la plantilla antes de abandonar la Ciudad Deportiva de Miralcamp.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine