04 de mayo de 2018
04.05.2018
Acuerdo

Roig pagará al Ayuntamiento un canon fijo más el 50% de los ingresos del nuevo pabellón

El Consistorio y el equipo que representa al Valencia Basket llegan a un acuerdo para que la concesión de la parcela sea por 50 años - Ambas partes se han citado para definir los últimos flecos la semana que viene

04.05.2018 | 13:16
Roig pagará al Ayuntamiento un canon fijo más el 50% de los ingresos del nuevo pabellón

El Ayuntamiento de Valencia y el empresario Juan Roig ya tienen un acuerdo sobre el suelo donde se construirá el nuevo pabellón del Valencia Basket: será una concesión del suelo por un periodo de 50 años. Así se acordó ayer, definitivamente, en la reunión que mantuvieron, por la mañana, representantes del Consistorio y del equipo creado por el empresario valenciano. Ambas partes se han citado para la semana que viene para definir las cifras que deberá pagar Roig por el alquiler de la parcela de 19.500 metros cuadrados, ubicada entre la avenida Antonio Ferrandis y la calle Ángel Villena, a espaldas de la recientemente inaugurada L'Alqueria del Basket.

En la reunión, en la que estuvieron presentes representantes de la alcaldía, Urbanismo y Patrimonio del Ayuntamiento de València, quedaron establecidas las bases de la consesión del suelo. El canon que pagará Roig por el alquiler tiene dos partes: una parte fija anual y una variable, resultante de los beneficios que obtenga el propietario del Valencia Basket. En principio, el 50 por ciento de los ingresos que obtenga el club irán a la caja consistorial. «Es una forma segura de hacer viable esta operación, ya que así nos aseguramos el aprovechamiento económico del suelo para que no afecte a las arcas municipales», aseguraron ayer a este periódico fuentes del Ayuntamiento.

La primera intención de Juan Roig era la de comprar la parcela, que estaba destinada al fallido proyecto de la Torre de la Música, la sede en València de la Berklee College of Music de Valencia, finalmente ubicada en la Ciudad de las Ciencias. El Consistorio que gobierna Joan Ribó, sin embargo, comunicó al empresario que la única fórmula era la de una concesión del terreno, como así ha sido. Faltaba por saber si sería para 50 o 75 años.

La intención del Consistorio de ceder el suelo, y no venderlo, llevaba consigo una mayor agilización de la operación. Ya sentadas las bases, después de la reunión de ayer, las obras podrían comenzar a finales del verano, incluso antes. La intención Juan Roig es que el nuevo recinto, con capacidad para 15.000 espectadores, acoja la final de la Copa del Rey de 2021 y la Final Four de la Euroliga en 2022. A día de hoy, los plazos están dentro de lo previsto.

El canon será superior al que abona el Valencia Basket por el alquiler del suelo de L´Alqueria al tener este nuevo proyecto también un fin comercial y no solo deportivo o formativo (como es el caso de L´Alqueria). Habrá tiendas, se cobrarán entradas en los conciertos e incluso se podrá alquilar a terceros. La mitad de estos ingresos irán a parar al Ayuntamiento.

Juan Roig invertirá cerca de 150 millones en la construcción del nuevo pabellón, que transformará el barrio de la Fuente San Luis. La concejalía de Patrimonio insistió desde el inicio de las conversaciones en la adecuación de la instalación con el entorno, teniendo en cuenta que provocará la visita de muchas personas a un pabellón futurista que situará a València, como afirman fuentes de alcaldía, en la agenda internacional de grandes conciertos. Ribó en su día instó al empresario a que contribuyese al crecimiento del entorno para propiciar un equilibrio en el barrio.
La principal fuente de inspiración es el Mercedes Benz Arena, el recinto multiusos de Berlín, inaugurado en 2008. Con capacidad para 17.000 personas, es la sede del Alba Berlín y del Eisbären Berlin de hockey hielo. Costó 165 millones. El VBC también se ha inspirado en la casa del Fenerbahce, el Ülker Arena de Estambul.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine