09 de abril de 2018
09.04.2018

El 'Tile of Spain' hace las américas a las puertas de la próxima feria de Coverings

El nuevo auge que vive el sector de la construcción en Estados Unidos permitió que el consumo de baldosas cerámicas llegase a los 238 millones de metros cuadrados en 2017, con un crecimiento de 5,1 % con respecto al año anterior

09.04.2018 | 04:15
El 'Tile of Spain' hace las américas a las puertas de la próxima feria de Coverings

Estados Unidos es ahora mismo la economía desarrollada que mayor interés presenta para la el sector cerámico castellonense, una coyuntura que está permitiendo a las azulejeras registrar crecimientos dos dígitos y que es fruto del alza de la demanda de baldosas sin precedentes que se vive en el país, motivada por una recuperación de la construcción que se ha vuelto a situar en niveles históricos. De ahí que 160 firmas españolas hayan ya confirmado su asistencia a la feria Coverings, que se celebrará del 8 al 11 de mayo en la ciudad de Atlanta, aunque solo 86 lo hagan bajo el paraguas del ICEX, y de ellas 81 sean firmas cerámicas.

Según los datos estadísticos del gobierno estadounidense, en el año 2017 se iniciaron 1.200.000 nuevas viviendas en todo el país, un 2,4 % más que en el ejercicio 2016, marcando un nuevo techo, que va al alza progresivamente desde el año 2010, aunque todavía muy lejos del 1,8 millones de viviendas alcanzado en 2006. Siguiendo la moda americana, el grueso de los edificios tuvieron carácter unifamiliar, 848.300 unidades (+8,5 %), frente a las plurifamiliares, que sumaron 353.800 unidades, pero que fueron en retroceso (-9,8 %).

Un mercado de la construcción al alza no se entiende si no va acompañado de un aumento de las ventas. En el año 2017 se vendieron 608.000 viviendas unifamiliares nuevas (+8,3 % respecto a 2016), mientras que la cifra de usadas se sitúo en los 4,89 millones de unidades, aunque la tasa de mejora fue de solo el 1,1 % respecto al anterior año.

Ahora mismo, y según los cálculos de la Oficina del Censo del Gobierno de Estados Unidos de Donald Trump, el sector de la construcción mueve inversiones por valor de 1.231 billones de dólares, superando todos los picos del negocio, incluso en los años previos a la crisis económica.

El reino de las baldosas
Con una demanda de viviendas al alza, el consumo de materiales no para de crecer. El mercado estadounidense ha cerrado el ejercicio 2017 con un consumo de materiales cerámicos equivalente a 283 millones de metros cuadrados, lo que supone un crecimiento del 5,1 % con respecto al anterior. La cota aún está lejos de los 308,1 millones de metros cuadrados alcanzada en el año 2005, techo de la serie en los últimos 12 años. Sin embargo, todo apunta a que, al vigente ritmo, se situará muy cerca de ese nivel, aunque aún sin superarlo.

Y en este escenario, la importación de pavimentos y revestimientos cerámicos españoles tiene un gran protagonismo, dado que el país no es capaz de autoabastecerse. En la actualidad, la industria española es el cuarto mayor suministrador de baldosas cerámicas a Estados Unidos, mercado al que aporta 22,7 millones de metros cuadrados. Por delante se sitúan, por este orden, China, 61,089 millones de metros cuadrados, acaparando el 31,3 % del conjunto de las importaciones en el país; México, con 36,93 millones de m2, y representando el 18,9%; e Italia, con 35,206 millones de metros cuadrados, el 18,1% de la tarta.

Pero Eldorado que vive el Tile of Spain en Estados Unidos ha sumado una nueva alegría para el sector. Así, y a pesar de que en estos momentos las fábricas de Castelló son el 11,7 % del pastel de las importaciones en este mercado norteamericano, son las que más crecen del grupo de cabeza: un 32,8 % solo en el 2017, y que se suman al 35,3 % del 2016 con respecto al 2015. El dato contrasta con el 12,7 % de crecimiento en 2017 de las importaciones chinas. Y más aún si se compara con el comportamiento de las entradas de productos cerámicos procedentes de México, que se retraen un 14,4 % en 2017 –el muro entre ambos países ya es una realidad sin que se haya creado la polémica barrera física-, mientras que en el caso de las baldosas italianas, que copan el segmento top del mercado, también disminuyeron su volumen de ventas en un 1,7 %.

La clave del éxito
La clave del éxito de las ventas de los Azulejos de España está, una vez más, en su competitividad, manteniendo una excelente relación calidad/diseño/precio. De hecho, si en lugar de poner la lupa en el volumen de metros cuadrados se pone en el valor, las empresas de Castelló son las terceras en el ránking de las importaciones, con un precio medio de 13,5 dólares el metro cuadrado. En primera posición, y a mucha distancia, se sitúan las italianas, con un precio medio de 21,2 dólares por metro cuadrado, y en segundo lugar las chinas, que venden a 9,7 dólares el metro cuadrado. Una vez más, la factura global de las importaciones de España es la que más crece, un 25,2% en el año 2017 (sumaron 307,44 millones de dólares), frente al retroceso del 0,4 % de la industria italiana (747,81 millones de dólares), y China, que sube un 13,8 %, cerrando un negocio en el país de 589,660 millones de dólares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook