30 de mayo de 2016
30.05.2016
26J

Sánchez se someterá a una moción de confianza en 2 años si es presidente

El líder del PSOE promete poner en marcha una reforma fiscal en seis meses y un plan anticorrupción en 90 días

30.05.2016 | 13:41
Pedro Sánchez ha presentado sus compromisos electorales.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha comprometido este lunes a someterse en dos años a una cuestión de confianza si tiene "el honor" de ser elegido presidente del Gobierno tras las elecciones generales del próximo 26 de junio.

Así lo ha anunciado durante la presentación del documento de 18 folios que contiene los "Compromisos del PSOE para un SÍ al gobierno del cambio".

Sánchez ha insistido en que en los últimos cinco meses ha demostrado que es "un político que hace lo que dice" y cumple con su palabra. "Nosotros no vamos a hacer promesas imposibles, ni vamos a mentir a los españoles. Yo voy en serio, nuestros objetivos son ambiciosos, pero realistas, y nuestros compromisos son firmes", ha enfatizado.

En este contexto, ha presentado como "la mayor garantía" de que los socialistas cumplirán sus objetivos su compromiso de someterse a una cuestión de confianza a mitad de mandato si logra ser investido presidente del Gobierno. "Si soy elegido presidente en dos años me someteré a una cuestión de confianza y demostraré que el PSOE, en efecto, cumple y cumplirá con los objetivos que se ha marcado", ha remarcado.

Por otra parte, Sánchez ha puesto fecha a buena parte de las medidas más importantes que incluye en su programa electoral con el que se presenta a las elecciones generales del 26 de junio, como la decisión de aprobar una reforma fiscal en 6 meses, crear un ingreso mínimo vital en 4 meses, crear en un año un "recargo de solidaridad" para pagar pensiones o subir de manera "inmediata" el SMI en un 4 por ciento. Así está recogido en el documento de 18 fólios que contiene los "Compromisos del PSOE para un SÍ al gobierno del cambio", que hoy presenta en Madrid el se secretario general y candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez.

En el citado documento, Pedro Sánchez se compromete a reconocer una prestación mínima a los 720.000 hogares que en España carecen de todo tipo de ingresos. Lo hará a través de la creación, en el plazo máximo de cuatro meses, de un Ingreso Mínimo Vital como prestación no contributiva de la Seguridad Social.

En cuanto a la reforma fiscal, adelanta que estará basada en los principios de "justicia y equidad, proporcionalidad, contribución adecuada de las rentas del trabajo y la riqueza y que proporcione recursos para el funcionamiento de las Administraciones y la dotación de prestaciones suficientes por los grandes servicios públicos".

Incrementar el IRPF para rentas del capital

El objetivo es promover la transición hacia un nuevo modelo económico manteniendo la tarifa del IRPF para las rentas medidas y bajas e incrementar la de las rentas del capital. La reforma fiscal de los socialistas también incluye una tributación mínima en el Impuesto de Sociedades, un mínimo común en los Impuestos de Sucesiones y Patrimonio, una reducción del IVA cultural y que alcance, al menos, el peso promedio que tiene la fiscalidad ambiental en los países de la OCDE.

"Una reforma fiscal que sancione ejemplar y eficazmente el fraude fiscal, excluya definitivamente las amnistías fiscales y persiga los paraísos fiscales. Se aprobará en el plazo máximo de seis meses", se compromete el documento.

Entre sus objetivos concretos, el PSOE también adelanta su voluntad de aprobar una "subida inmediata" del salario mínimo en un 4 por ciento para alcanzar el 60 por ciento del salario medio neto en dos legislaturas, "en línea con las recomendaciones de la Carta Social Europea".

"Recargo de solidaridad" para pensiones

En cuanto a las pensiones, garantiza su "suficiencia, actualización y sostenibilidad". "En el plazo máximo de un año se aportarán recursos adicionales a los derivados de las cotizaciones mediante transferencias presupuestarias basadas en un recargo de solidaridad para financiar la Seguridad Social, asegurando pensiones dignas y justas", declara.

En otro punto plasma su objetivo de "recuperar la centralidad" del Pacto de Toledo como expresión del consenso en defensa del "mantenimiento y mejora" del sistema público de pensiones y confirma su intención de garantizar su financiación en los PGE con el establecimiento de una contribución impositiva.

En el capítulo dedicado a "recuperar el valor del trabajo", que tiene como objetivo "crecer mejor y repartir de forma más equitativa los frutos de ese crecimiento", el PSOE también fija plazos en varias de sus propuestas. Esta es la novedad que incluye en el programa electoral con el que ya se presentó a las elecciones del pasado 20 de diciembre.

Nuevo estatuto de los trabajadores

Así, se compromete a: reducir a la mitad el desempleo en la próxima Legislatura; a poner en marcha en el plazo máximo de 4 meses un plan de choque para desempleados de larga duración, mayores de 45 años, mujeres y jóvenes con baja formación, que podrá afectar a 1,5 millones de trabajadores; a aprobar antes de fin de este año un nuevo estatuto de los Trabajadores que recupere la carta de derechos laborales por un "trabajo digno, estable y con derechos".

En este capítulo incluye la "derogación inmediata" de la reforma laboral del PP; la aprobación antes de fin de año de una ley de igualdad salarial para mujeres y hombres; la creación en el plazo de un año de una "cuenta de compensación" con las Administraciones entre las cargas fiscales y las facturas pendientes de cobro.

En esta última medida incluida en el capítulo de los autónomos se encuadra también la inclusión de los autónomos dependientes en el Estatuto de los Trabajadores y rigor en la exigencia pero flexibilización en el momento de pago de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social de los autónomos.

A ello se añade la extensión de la protección por desempleo, la reestructuración de los servicios públicos de empleo, la evaluación de las políticas activas y la ampliación de las dotaciones, facultades y recursos de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

En el capítulo de modernización de la economía, también fija el plazo de un año para que el ICO actúe como banca pública que canalice los incentivos públicos a la modernización de la economía. También prevé la recuperación social de la inversión pública en entidades financieras nacionalizadas.

Los socialistas se proponen crear una economía más productiva y eficiente que impulse la "industrialización, la digitalización, la investigación y la innovación".

Consideran necesario que haya "empresas más grandes, más sólidas y más internacionalizadas" y prevén impulsar a emprendedores y autónomos y apoyar el empleo innovador y la economía social.

Estiman necesario un sistema financiero más seguro, estable y diversificado, que esté más abierto al crédito seguro a familias y empresas. Impulsarán la economía verde y la educación, la formación, la ciencia y el conocimiento como bases "esenciales" de la productividad y el fundamento de la competitividad. En este documento, el PSOE también se compromete a tener mercados "bien regulados y transparentes".

Plan contra la corrupción

Por otra parte, el PSOE tiene previsto, si logra formar gobierno a partir del 26 de junio, poner en marcha en el plazo de tres meses un plan de "lucha implacable" contra la corrupción, con penas más elevadas y la obligación de los condenados de devolver lo obtenido ilegalmente. Así está recogido en el documento de 18 folios que contiene los "Compromisos del PSOE para un SI al gobierno del cambio".

Este asunto está incluido en el capítulo de regeneración democrática, en el que advierten de que no hay "desafección ciudadana" hacia la política, sino "irritación y descontento" por el funcionamiento de la democracia y la "desconfianza" hacia los representantes del poder público.

Por ello, se proponen "recuperar la confianza" ciudadana haciéndola partícipe de la acción política, fortaleciendo la transparencia, incrementando el control de los recursos públicos y publicitando su destino.

Ello, advierten, exige "poner fin a una etapa de corrupción" que, avisan, ha puesto en "jaque" la disponibilidad de fondos públicos esquilmados y ha "minado" la credibilidad de un Gobierno asentado en un partido "cercado por la sospecha".

Pacto político con Cataluña

Sánchez ha incluido en sus compromisos de gobierno llegar a un "pacto político" con Cataluña que "reconozca su singularidad" y "mejore su autogobierno".

Sánchez mantiene entre sus ofertas electorales su proyecto de reforma constitucional votada por todos los españoles y, en ese marco, sitúa el acuerdo con Cataluña, "respetando las implicaciones del principio de igualdad".

A diferencia del programa de gobierno con el que abordó el pasado febrero la negociación de su investidura con otros partidos, en el que fijaba un mes de plazo para constituir una subcomisión en el Congreso que estableciera el contenido inicial de la reforma, ahora el candidato del PSOE amplía a dos meses ese plazo.

Mantiene también el candidato socialista su apuesta por un modelo de Estado federal y agrega el compromiso de llegar a ese "pacto político".

El resto de elementos mínimos que deberá contener la reforma de la Constitución son los mismos que lleva defendiendo el PSOE los últimos años: el reconocimiento de nuevos derechos y libertades, la incorporación del derecho europeo, la garantía constitucional de los derechos sociales y la salvaguarda del Estado de Bienestar en el cumplimiento de las obligaciones de estabilidad presupuestaria

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook