11 de junio de 2016
11.06.2016
Temporada de verano

La playa para perros de Dénia echa a volar

El tramo de litoral alberga nidos de chorlitejo patinegro, una especie protegida que tiene como depredador a los perros

11.06.2016 | 10:44
Playa para perros en Dénia.

En un litoral de playas interminables como el de Dénia, también es difícil encontrar un rodal para que los bañistas se zambullan con sus mascotas. El ayuntamiento ya lo tenía claro. El pleno del pasado 28 de abril aprobó por unanimidad pedir a la conselleria de Obras Públicas y Vertebración del Territorio que autorizara un tramo de la playa portuaria de la escollera norte como playa para perros. Y esta conselleria había dicho que sí, aunque con condiciones. Entre otras, dotar a la playa de un socorrista y obligar a los dueños de los canes a que recogieran las excrementos.

Pero ahora ha surgido un escollo más difícil de salvar. El departamento municipal de Medio Ambiente está realizando un seguimiento de las aves de interés que anidan en las playas de Dénia. Y ha detectado que en este tramo portuario hay varios nidos de chorlitejo patinegro (corriol). Estas aves, que habitan en playas y saladares, han encontrado en este litoral un hábitat casi perfecto. Las poblaciones de chorlitejo han quedado muy diezmadas por los usos turísticos y recreativos de las playas. Este tramo, en cambio, es muy tranquilo. Poca gente viene hasta aquí a bañarse. Además, en la escollera hay oquedades con arena donde los pajarillos pueden hacer sus nidos.

Curiosamente, el enemigo más encarnizado del corriol son los animales domésticos, es decir, los gatos y los perros. Escarban, destrozan los nidos y se comen los huevos o los polluelos. Las gaviotas y las ratas también los acechan.
El chorlitejo patinegro figura en la categoría de «vulnerable» en el Libro Rojo de las aves de España y aparece como «de interés especial» en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

De ahí que el ayuntamiento, ahora que ya veía hecho lo de la playa para perros, haya tenido que solicitar un informe a la conselleria de Medio Ambiente, que deberá valorar si las canes ponen en peligro un hábitat de la Red Natura 2000.

Mientras, en esta playa que se ha formado en la escollera norte del puerto de Dénia, los bañistas ya se han adelantado a los trámites del ayuntamiento. En la tarde de ayer, chapoteaban con sus perros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine