18 de junio de 2016
18.06.2016

La locomotora de Viveros vuelve al Port

La antigua máquina de vapor de AHV se ha trasladado a la planta de ArcelorMittal que se comprometió a recuperarla antes de su exhibición

21.06.2016 | 09:38
La locomotora de Viveros vuelve al Port

La antigua locomotora de vapor de Altos Hornos de Vizcaya (AHV), que estaba prácticamente abandonada en los jardines de Viveros en Valencia, ya está en las instalaciones de ArcelorMittal en Sagunt para proceder a su restauración, que dará pie a su posterior instalación en un rotonda del Port, según informan fuentes municipales.

El alcalde, Quico Fernández, ha recordado las gestiones que le llevaron directamente a su homólogo en Valencia, Joan Ribó, para la recuperación de este legado del patrimonio industrial, al tiempo que ha agradecido la colaboración de la empresa siderúrgica en la restauración de esta pieza.

Por su parte, desde Iniciativa Porteña, que ha llevado varias mociones al pleno de Sagunt sobre la locomotora de vapor, se apunta que «ha sido una grata noticia conocer que se ha podido al fin traer de vuelta a casa, tras años de reivindicaciones», según el edil Sergio Paz. El segregacionista añade que «en su día, ya fuera de uso, fue cedida al Ayuntamiento de Valencia para que adornara los históricos jardines de Viveros, junto al parque infantil de tráfico, donde los más pequeños la utilizaban como un juguete gigante, hasta que su deterioro obligó al consistorio valenciano a enrejar sus puertas y ventanas para evitar accidentes».

El edil de IP propone instalar esta pieza en uno de los pasos de entrada a los Altos Hornos, por la avenida Jerónimo Roure y aprovecha el acercamiento y puesta en valor de esta pieza del patrimonio industrial del Port de Sagunt para reivindicar la restauración del «maltrecho camión de bomberos de Fábrica, que lleva años oxidándose al aire libre en sus instalaciones».

En cuanto a la locomotora, su construcción de remonta a 1952, cuando fue destinada a la siderúrgica en funciones de transporte. Tras su jubilación y traslado a Valencia, la máquina ha sido víctima del deterioro fruto del paso del tiempo, el gamberrismo y abandono, hasta convertirse en un estorbo, situación de la que ya ha salido a falta de su recuperación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine