Nou Mestalla

Julio Monreal

14.11.2013 | 01:01

Una familia del barrio de Malilla llevó hasta el Supremo la escasa dotación de aparcamientos del nuevo hospital La Fe, un gigante sanitario de 500 millones de euros. Su tesón ha obligado al ayuntamiento y a la Generalitat a ampliar de 3.500 a 5.000 las plazas de parking del complejo, donde creían que nadie exigiría lo que es de ley. Justo al otro lado de la capital, en Benicalap, el arquitecto que diseñó el nuevo estadio del Valencia pretende aligerar el coste del coliseo para acabarlo, y entre las medidas de ahorro ha incluido aplazar la construcción del aparcamiento que él mismo previó bajo el césped. El hueco está hecho, pero solo se utilizaría una parte para directivos y jugadores. El de los aficionados y resto del mundo quedaría para cuando haya dinero. La operación necesita que no haya una sola familia en Benicalap a la que incomode que no se cumpla el plan urbanístico que incluye el estadio y que obliga a hacer el garaje. En cuanto haya un díscolo, no se juega ni un partido.



Enlaces recomendados: Premios Cine