26 de agosto de 2016
26.08.2016

Uniformes americanos, compañía francesa, soldados españoles

26.08.2016 | 04:15
Uniformes americanos, compañía francesa, soldados españoles

Tal día como hoy, 26 de agosto, de 1944, Charles de Gaulle recorrió a pie las calles de París escoltado por cuatro de los half-tracks de La Nueve en el desfile de la liberación. Con De Gaulle, el valenciano Amado Granell encabezada la comitiva, que recibía los vítores de la ciudadanía emocionada. La Nueve. Los españoles que liberaron París, de Evelyn Mesquida, cuenta la historia, poco y mal conocida hasta no hace mucho tiempo, de los españoles que lucharon contra el nazismo durante la segunda guerra mundial. El libro se centra en la más significativa compañía de estos soldados, La Nueve, que combatió bajo bandera de la Francia Libre en la división Leclerc y fueron los primeros soldados aliados en entrar y liberar París dos días antes del desfile victorioso. Al mando estaba Granell.

Granell nació en Burriana en 1898. Concejal de Izquierda Republicana en Orihuela y afiliado a UGT, luchó por la democracia y la libertad en la guerra civil, y continuó haciéndolo al acabar ésta. Su participación en la Segunda Guerra Mundial fue muy destacada: tras el desembarco aliado en el norte de África a finales de 1942 se incorporó a los Cuerpos Franceses de África con los que combatió en Túnez frente al mariscal Rommel. Ya integrado en la Segunda División Blindada del general Leclerc, desembarcó en Normandía el 1 de agosto de 1944 y al mando de la 9ª Compañía fue el primer militar aliado que entró en París la noche del 24.

Después de la liberación de París, colaboró con Largo Caballero y lo animó para iniciar conversaciones con Juan de Borbón para devolver la democracia a España mediante una monarquía parlamentaria. Tras la muerte del líder socialista, continuó con la mediación, entonces al lado de Indalecio Prieto, pero el representante del trono prefirió pactar con Franco. En 1952 regresó clandestinamente a España viviendo entre otras ciudades en Santander, Valencia y Alicante, hasta que falleció el 12 de mayo de 1972 en un accidente de tráfico en las inmediaciones de Sueca.
Llegó a ser condecorado por Francia con la Cruz de Guerra con palmas y la Legión de Honor, máximas distinciones militares francesas, pero su reconocimiento institucional tardó en llegar. En agosto de 2004, París rindió un homenaje oficial a los españoles de La Nueve por los entonces alcalde y primera teniente de alcalde, Bertrand Delanoë y Anne Hidalgo, y en presencia del entonces presidente del Senado español, Javier Rojo. Y en junio de 2015, el rey Felipe VI inauguró un jardín municipal con el nombre de Jardin des combattants de la Nueve.

En Valencia, en noviembre de 2014 el Instituto Francés descubría una placa conmemorativa en el patio de sus instalaciones y un mes más tarde, a iniciativa y propuesta del grupo municipal socialista, la comisión de Cultura del ayuntamiento aprobaba rotular una calle de la ciudad con el nombre de Amado Granell Mesado. Lo importante de los reconocimientos institucionales es mantener viva la memoria de quienes son reconocidos y difundir sus hechos, méritos o heroicidades. Como son fundamentales todas aquellas contribuciones desde el campo del conocimiento, así es necesario destacar que diversos libros y obras sobre La Nueve y Granell se han sucedido en los últimos años. Además de excelentes trabajos de investigación de varios historiadores y periodistas, se puede citar una de las novelas de Carmen Amoraga, El rayo dormido, o el cómic de Paco Roca. Estas aportaciones perfilan unas figuras difuminadas por el devenir de la historia, figuras tan imponentes como la de Granell y la de todos los héroes españoles que con él liberaron París de la barbarie hace 72 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine