11 de enero de 2018
11.01.2018

Colombia, banda sonora original

11.01.2018 | 04:15

Tras la firma de la paz, Colombia pasa página y se perfila como el gran nuevo destino para los viajeros melómanos y sibaritas. En poco más de un millón de kilómetros cuadrados, conviven casi 50 millones de personas al son de 1.000 ritmos musicales y, por lo menos, 300 ferias y fiestas al año.
De niño, me impresionaban los catálogos de viaje, revistas enciclopédicas con cuadros paradisíacos, muchas veces vacíos de gentes, para destacar la infraestructura, la arquitectura, el sol, el paisaje€. Entonces, los viajeros querían ver la Torre Eiffel que aparecía en el catálogo, fotografiarse en la Puerta de Alcalá o darse un baño en las playas del Caribe. Las nuevas tecnologías nos acercan a la cultura y nos insertan en el mundo de otras formas. Es posible que conozcamos mejor la Torre Eiffel, y su historia, desde un ordenador en casa, o desde una sofisticada app en el móvil, que caminando por los Campos de Marte.

Sin embargo, vivimos "la era del viajero", como bien señaló, Talib Rifai, Secretario General de la OMT. Entre enero y agosto de 2017, más de 900 millones de personas se desplazaron por el mundo, 56 mil millones más que en el mismo período de 2016. En los últimos doce años, el turismo internacional hacia Colombia ha crecido a una tasa del 12% anual, tres veces superior al promedio mundial. Poco a poco, la industria sin chimeneas, se ha ido posicionado como la segunda más importante de Colombia, sólo después del sector de minería y petróleo.

A poco más de un año de la histórica firma de los acuerdos de paz, quien visita Colombia encuentra un país en dinámica transformación. Las previsiones nos siguen acompañando, hay interés de los viajeros, una oferta inconmensurable y única, y, sobre todo, una Colombia más grande, que requiere consolidar alternativas sostenibles, como el turismo, que nos permitan desarrollar ese pedazo de país, que avanzó a paso de tortuga, como consecuencia del conflicto.

Pero, ¿qué es lo que queremos los viajeros de hoy? Queremos ver la Torre Eiffel, la foto en la Puerta de Alcalá, el baño de mar€ pero, sobre todo, queremos que el viaje no sea una pausa en la vida, sino una parte intensa de la vida. Ya no "viajamos a", ahora "vivimos experiencias en". Parece lo mismo, parafraseado para que suene novedoso, pero no lo es.

Las fotos y los objetos son más valiosos en la medida en que están asociados a experiencias, a sensaciones, a personas. Y en eso pensamos cuando nos planteamos seguir describiendo Colombia para el mundo. Colombia es, y seguirá siendo, el culmen del Realismo Mágico, pero queremos contarles más, queremos explicarles cómo somos los colombianos. Somos caribes, somos pacíficos, amazónicos, llaneros y andinos. Colombia es un resumen de la exuberancia del nuevo mundo, en poco más de mil kilómetros cuadrados. Un país de regiones y de diversos acentos y costumbres, conectados por la música y el baile.

Y es precisamente la música, la que hila la nueva campaña internacional de turismo que ProColombia lanza en el marco de Fitur 2018: Colombia, tierra de la sabrosura, es nuestra entusiasta invitación a abrir los oídos del alma para disfrutar de más de 1.000 ritmos propios, agrupados en por los menos 150 géneros.

El perfil del viajero ha evolucionado, se ha ido especializando por gustos y aficiones, por estilo de vida o modelo de familia y se ha convertido en un prescriptor –tag aquí, tag allá– de lo bueno y de lo malo de cualquier destino.

Para el viajero melómano, para el que es músico, para el que se interesa por la continua evolución y fusión de la música, Colombia es un escenario múltiple, en el que cada día hay una fiesta con banda sonora original, que celebra las tradiciones y acoge lo nuevo y al nuevo. Colombia es una historia de diversidad, resistencia y convivencia cultural armoniosa, que queremos cantarle al mundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine