22 de mayo de 2016
22.05.2016
Hallazgo

Localizan un cepo de ancla romano frente a la costa de Cullera

Un aficionados a la pesca subacuática hallan la pieza a unos 26 metros de profundidad

22.05.2016 | 11:55
Localizan un cepo de ancla romano frente a la costa de Cullera

Un aficionados a la pesca subacuática ha localizado frente a la costa norte del término de Cullera y a unos 26 metros de profundidad un cepo romano de unos dos mil años de antigüedad, que será recuperado de las profundidades del mar el próximo 27 de mayo.

Fuentes del Club de Buceo Delfín de Cullera han indicado que, en principio, se trata de un hallazgo aislado en la superficie del fondo marino, que fue localizado el pasado verano, pero hasta el momento no se había informado de él para evitar posibles expolios y hasta que no estuvieran garantizadas las condiciones de seguridad para su extracción.

Durante una excursión pesca submarina por la bahía de Cullera, frente a las playas de El Bosquil realizada el 25 de agosto de 2015, uno de los buceadores participantes localizó de forma casual un cepo de ancla, posiblemente de la época romana.

El descubrimiento fue puesto en conocimiento de la Guardia Civil, del Museo de Historia y Arqueología de Cullera y del Centro de Arqueología Subacuática de la Generalitat.

Un mes después, el 25 de septiembre de 2015, un técnico, asistido por otros expertos del Centro de Arqueología Subacuática, realizó una inmersión de observación y prospección del lugar donde se produjo el hallazgo, acompañado de miembros del Club de Buceo Delfín.

La exploración permitió establecer de forma fehaciente la localización del cepo, estableciendo sus coordenadas exactas, además de realizar fotografías y una filmación en vídeo para realizar una identificación más completa y realizar una primera datación aproximada.

La actuación submarina se complementó con una prospección sobre un perímetro de unos 500 metros, sin que se localizase ningún otro material arqueológico o histórico, lo que en principio parece descartar la existencia de un pecio relacionado con este cepo de ancla.

Según fuentes del Museo de Historia y Arqueología de Cullera, se trata de un cepo de ancla de plomo de la época romana, al parecer anepígrafo, aunque no es posible precisarlo con seguridad hasta realizar un estudio más exhaustivo, y su estado de conservación es bastante bueno.

El cepo se encuentra a 26 metros de profundidad en una zona rocosa a un kilómetro de la costa, en la margen derecha de la desembocadura del río Júcar, frente a las playas del Brosquil. Las coordenadas geográficas son: 39º 06. 370' de latitud norte, y 00º 06. 989' de longitud oeste.

Aunque la datación definitiva tendrá que determinarse por procedimientos científicos, las primeras estimaciones de los técnicos establecen que podría fijarse entre los siglos I y II de la era actual.

En los trabajos de recuperación, que se iniciarán a las 9.30 horas y se prolongarán durante unas cinco horas, participarán el arqueólogo municipal, Enrique Gandia, miembros del departamento de Arqueología Subacuática de la Generalitat, miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil y buceadores Club Delfin.

Los trabajos de recuperación se realizarán con la ayuda de globos especiales que pueden levantar hasta una tonelada de peso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine