15 de septiembre de 2016
15.09.2016

Sueca proyectará un centenar de obras del cine más cutre

La quinta edición del festival «de mierda» arranca el próximo lunes con doce estrenos de largometrajes nacionales e internacionales

15.09.2016 | 00:09

Ni todos los festivales de cine son lujosos como el de Cannes, ni todas las películas son obras maestras como «Ciudadano Kane». En ese amplio espacio restante, el Festival de Cine Internacional de Mierda de Sueca, arrancará el próximo lunes 19 de septiembre con un programa de una semana de duración, en el que tendrán cabida un centenar de obras nacionales e internacionales independientes y de bajo presupuesto. Algunos de los filmes se verán por primera vez en las proyecciones suecanas. Cinco largometrajes serán estrenos en España y otros siete lo serán a nivel absoluto en toda Europa.

Siete días de serie B, «trash», «gore», «underground» y, en general, películas de estricta filiación independiente donde priman la ilusión, el humor y la creatividad por encima de los medios técnicos llegarán a Sueca la próxima semana. En su quinta edición, el festival CIM ha organizado una extensa programación formada por un centenar de audiovisuales, repartidos entre una veintena de largometrajes y cerca de ochenta cortometrajes. Todos los días, del 19 al 25 de septiembre, se realizarán proyecciones, en el centro municipal Bernat i Baldoví, a partir de las 18,00 horas y, el fin de semana, se sumarán las sesiones «golfas» a las 23,00 y 00,30 horas.

El festival de este año se abrirá con «German Angst», una película que ya ha pasado los festivales de Sitges y San Sebastian. «Tres cuentos alemanes de amor, sexo y muerte en Berlín», así se presenta un filme que reúne tres nombres del cine de terror germánico: Jörg Buttgereit, autor de «Nekromantik», el referente del culto necrofílico de los ochenta; Andreas Marschall, director de «Tears of Kali» y Michal Kosakowski, hacedor de «Zero Killed». En palabras de los propios organizadores del festival: «Violencia extrema, sexo y transgresión para abrir el CIM-Sueca 2016 con un auténtico hit del gore europeo».

El ambiente es, además, un aliciente para acudir a las sesiones, según la organización: «Las proyecciones del CIM-Sueca suelen convertirse en una fiesta en sí mismas, el público interactúa libremente con las películas gritando o aplaudiendo, normalmente coincidiendo con las salpicaduras de sangre, amputaciones de miembros o 'evisceraciones' que se muestren en pantalla». Además, el público participará en la elección de los galardones tanto a las mejores como las peores producciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine