01 de abril de 2015
01.04.2015
Tribunales

La juez da la razón a la familia del policía local que se suicidó por las preferentes

Los parientes de Julio, que se quitó la vida en prisión tras apuñalar al director que se las vendió, recibirán 400.000 euros

01.04.2015 | 04:15

Siete meses después de que Julio se quitara la vida en la cárcel de Albocàsser, la Justicia le daba la razón y obligaba a Bankia a pagar cerca de 400.000 euros por las participaciones preferentes y subordinadas que le habían vendido a él y a sus padres a lo largo de varios años y que les habían conducido a la quiebra económica. Julio, que era policía local en Valencia, estaba en prisión esperando a ser juzgado por supuestamente haber intentado matar a cuchilladas al exdirector de la entidad, familiar suyo, además, que les había endosado los productos tóxicos años antes.

Tal como ha venido publicando Levante-EMV, Julio, cuya identidad completa prefieren obviar sus padres y su viuda, acudió en mayo de 2013 a casa del empleado jubilado de Bancaja, primero, y de Bankia, después, para pedirle explicaciones.

Por mediación de ese hombre, según recoge la sentencia emitida en julio del año pasado por el Juzgado de Primera Instancia número 11 de Valencia y dada a conocer ahora, los padres y Julio fueron adquiriendo preferentes y subordinadas en la creencia de que se trataba un depósito «sin riesgo y recuperable en cualquier momento», reza el fallo judicial. Nada más lejos de la realidad.

El policía local y sus padres llegaron a invertir hasta 371.000 euros en esos productos entre los años 2000 y 2009. La confianza era tal, que algunos de esos productos se llegaron a contratar incluso mediante meras llamadas telefónicas.

En 2012 comenzaron a aparecer las primeras informaciones sobre el engaño masivo de varias entidades bancarias a sus clientes con esos productor. Julio intentó recuperar el dinero y entonces descubrió que no podía. De nuevo, el familiar les convenció para permutar esas participaciones por acciones y la situación fue aún a peor.

En mayo de 2013, desquiciado por la situación, fue a casa del exdirector de Bankia para pedirle explicaciones. La discusión subió de tono y Julio acabó acuchillándole. La Policía Nacional lo detuvo y, tras pasar once días en el servicio de psiquiatría del Hospital Clínico, y pese al informe de la médico que lo desaconsejaba, la juez de Instrucción envió a Julio a prisión. Fue recluido en la de Albocàsser y sometido al protocolo antisuicidios. Pero alguien decidió levantar esa medida y un mes después de esa decisión, en la Nochebuena de 2013, Julio se ahorcó en su celda.

Siete meses después, en julio de 2014, la juez de Primera Instancia fallaba a favor de su viuda y de sus padres, admitiendo que habían sido engañados, que se trataba de productos de «muy alto riesgo» y cuyo funcionamiento «no conocían de forma cabal». La resolución llegó tarde para Julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2017/18

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2018

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2017 y 2018, así como el calendario escolar para el curso 2017/18.


Enlaces recomendados: Premios Cine