16 de noviembre de 2016

"España dividida: la Guerra Civil en color"

16.11.2016 | 04:15
"España dividida: la Guerra Civil en color"

La Guerra Civil no ocurrió en blanco y negro aunque siempre la hemos visto así. Hasta ahora, cuando DMAX estrena una serie documental hecha con fondos de la Filmoteca Nacional y otros archivos coloreados con un proceso complejo que aumenta su crudeza y la hace más cercana.

«España dividida. La Guerra Civil en Color» llegará al canal mañana (22:30) con la primera de las tres entregas de la serie, de una hora de duración cada una, que se complementan con reportajes sobre su proceso de elaboración y espacios en el que historiadores aportan luz a lo acontecido.

Justo cuando se conmemoran 80 años del inicio del conflicto fratricida, los responsables de este proyecto documental pionero en España consideran «necesario contar lo que pasó bajando el pistón partidista con el que siempre se ha mirado la Guerra Civil» gracias a imágenes grabadas en ambos bandos y un guión que construye «un relato fehaciente narrado con un lenguaje comprensible y traído al mundo actual», según su director, Francesc Escribano.

Para traerlo al presente, a las generaciones que no se criaron en el blanco y negro, se recurrió al color, experimento que ya funcionó con sendos documentales dedicados a la I y II Guerra Mundial, ha recordado el director de Contenidos de Discovery Networks, Alejandro Flórez.
Tras un riguroso proceso de documentación y muchas visitas al Museo del Ejército de Toledo, entre otras fuentes, el espectador puede admirar un colorido uniforme de Alfonso XIII, el rojo intenso de las boinas de los requetés, la bandera tricolor republicana sustituida por la rojigualda, los uniformes azules de los milicianos republicanos o los verdes de los sublevados.

Quizá porque la audiencia no esté acostumbrada a ello, la miseria de los pueblos arrasados se ve más mísera fuera de la gama de grises, el dolor por la sangre derramada se sufre con más intensidad cuando se tiñe de su color, el orgullo de los vencedores es más ostentoso en su apabullante desfile de cinco horas en Madrid y la humillación de los vencidos más evidente en rostros que recobran sus tonos originales.
«Nada tiene que ver con el coloreado desastroso que se hizo hace décadas con algunos clásicos», ha reivindicado Jordi Marquès, responsable del diseño de producción y miembro de la productora Minoría Absoluta, que se ha lanzado a esta aventura junto con VEO TV para DMAX.
Sirva como ejemplo que se tardó una semana para dar color a un plano de sólo dos segundos, y se ha hecho con más de 150.000 fotogramas, con un sistema digital.

Detrás de «España dividida. La Guerra Civil en color» hay casi dos años de trabajo de un equipo de 60 personas que se han dedicado a tareas como visionar las casi 60 horas de fondos sobre este capítulo histórico que atesora la Filmoteca Nacional, además de los que tienen la CNT y los diarios ABC y La Vanguardia, seleccionar el adecuado y montarlo para reconstruir la historia.

También a escribir un guión al que el prestigioso historiador Antony Beevor dio su visto bueno y a crear íntegramente la banda sonora, porque en los vídeos propagandísticos se sustituía el sonido original por música épica y narraciones que buscaban elevar la moral, con composiciones originales y efectos sonoros en el campo de batalla.

Todo para acometer uno de los proyectos más ambicioso de la cadena en un formato «multiplataforma», ya que en octubre estrenó una versión de 90 minutos en cine, se ha organizado una exposición con fotogramas en la Filmoteca y con ellos se ha editado un libro en colaboración con Esfera de los Libros.

«Las nuevas generaciones quieren ver la Guerra Civil como fue. Y la clave era poder verla en color», decía Escribano, consejero delegado de Minoría Absoluta. No sólo en color, sino con objetividad, otro de los puntos fuertes de una serie que la cuenta como nunca se había hecho hasta ahora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine