Almacenes España cierra tras 75 años

El emblemático establecimiento de indumentaria tradicional, complementos, tejidos y tapicerías liquida sus existencias al no tener continuidad en el relevo familiar

27.05.2013 | 02:29
Almacenes España registraba ayer su habitual lleno en el interior del establecimiento.
Almacenes España registraba ayer su habitual lleno en el interior del establecimiento.

Establecimiento entrañable. Si un negocio familiar no tiene continuidad generacional, lo normal es echar el cierre. Eso es lo que va a suceder en las próximas semanas con uno de los grandes emblemas del comercio tradicional valenciano.

Una de las tiendas más antiguas de la ciudad de Valencia, Almacenes España, cerrará sus puertas próximamente después que sus propietarios hayan decidido liquidar el negocio. Durante varias generaciones, este establecimiento ha sido un auténtico emblema dentro del comercio de la ciudad de Valencia. Almacenes España es una tienda de tejidos que, si bien se asocia rápidamente al mundo de la indumentaria tradicional valenciana, también lo era a la venta de telas, pasamanería, tapicería, banderas y prácticamente cualquier cosa relacionada con el sector textil.
El origen de Almacenes España se pierde en la noche de los tiempos, aunque lo que si que consta es que, hace 70 años, ya fue adquirida por Ramón Aguas. Sus hijos, Ramón y María José, fueron los continuadores del negocio. "La antiguedad exacta no sabría decirla en estos momentos, lo que sí que está claro es que, cuando nuestro padre la compro, a primeros de los años cuarenta del siglo pasado, ya era una marca preexistente y conocida" asegura María José Aguas.

Traslado a Marqués de Sotelo
Uno de los momentos más importante fue su traslado, hace 30 años, desde la plaza de la Reina a su actual sede en la calle Marqués de Sotelo.
El negocio seguía regentado por los hermanos, pero ha llegado un punto de inflexión. "Mis hijas van a llevar su propio negocio y, al final, hemos decidido poner el punto final. Mejor así". El paso a una siguiente generación, unido a los problemas del sector "y que nosotros estamos ya en edad de jubilarnos" han sido causas para decidir finalmente echar el cierre al negocio, con el trauma añadido, obviamente, de la perdida de puestos de trabajo. Éste permanecerá abierto mientras se vayan liquidando las existencias.

Siempre abarrotado
Precisamente, una de las características de Almacenes España ha sido siempre su imagen de establecimiento abarrotado de gente, lo que obligaba a disponer de una importante nómina de empleados. Precisamente, ese concepto de mucha clientela, pero de facturaciones pequeñas, ha sido una constante que ha acompañado a la idiosincrasia del emblemático establecimiento. Pero también lo era la seguridad de encontrar prácticamente cualquier tipo de tejido que se necesitaba. De alguna forma, Almacenes España mantenía un sistema de trabajo tradicional, tanto por la propia concepción de la tienda -largos muestrarios hacia el interior de la tienda, en la que los dependientes, con infinita paciencia, muestran rollo tras rollo de tela- hasta como con el sistema de cobro a base de tickets que se abonaban en caja. Por no hablar de los enormes escaparates (todo un clásico) y las ofertas y descuentos de todo tipo.
Se va, por ello, una de las tiendas con un sabor más tradicional de cuantas quedaban en la ciudad. Incluso, en un guiño a esa tradición, durante el año 2011 lanzaron una campaña por la que se podía comprar con pesetas.

Un emblema en los pueblos
Blusones, mantelerías, telas y manteletas de valenciana, aderezos y complementos que recibían de proeedores, los típicos pañuelos de indumentaria valenciana, senyeras y un infinito etcétera de artículos. También tenían una línea de confección de trajes de valenciana. La última fallera mayor de Valencia a la que vistieron fue Gueguel Massmanian, del año 2005, aunque el número de falleras mayores de comisiones a las que han servido se contarían por cientos.
Además, por su ubicación, siempre ha sido una tienda con un especial predicamento en los pueblos, desde donde se acudía en masa para examinar el género de la temporada. Hasta tal punto había alcanzado implantación fuera incluso de la ciudad de Valencia que otras tiendas parecidas en otras poblaciones eran conocidas como "el pequeño Almacenes España".
En los últimos días, en plena temporada de liquidación de la temporada, la tienda está especialmente animada aunque no se haga referencia al cierre del negocio. Sin embargo, poder descubrir algún tesoro escondido en las entrañas de la tienda se ha convertido poco menos que en una aventura para la siempre fiel clientela del no menos característico rótulo de color verde.

Valencia

Cartel de 1924.
La Gran Fira de Valencia empieza con una muestra histórica de carteles

La Gran Fira de Valencia empieza con una muestra histórica de carteles

El Corte Inglés acoge una exposición con la imagen de la feria a través de los tiempos

Ribó: ´¿Si lo hemos hecho bien, por qué no se ha tenido en cuenta en las urnas?´

Ribó: ´¿Si lo hemos hecho bien, por qué no se ha tenido en cuenta en las urnas?´

El líder de Compromís se suma a la reflexión de sus socios de Gobierno tras la pérdida de apoyos

Los vecinos de Ciudad Jardín reclaman su derecho a dormir

Los vecinos de Ciudad Jardín reclaman su derecho a dormir

Un mes después de su primera protesta por el botellón repetirán concentración ante el Ayuntamiento

Necesitamos las bibliotecas

Desde la concejalía de Acción Cultural surgió la idea de reconvertir las bibliotecas de los...

Autocrítica y reflexión

Autocrítica y reflexión

Tres procesos electorales en un año es mucha tela. No olvidemos que un país como España nunca ha...

La huerta ´busca´ 15 millones en Bruselas

La huerta ´busca´ 15 millones en Bruselas

El tripartito presentará un plan de integración a la próxima convocatoria de ayudas de los fondos...