04 de noviembre de 2015
04.11.2015
Medida

El ayuntamiento permitirá las carpas desde el 8 de marzo si no afectan al bus

Las comisiones podrán poner más publicidad luminosa que los 2 arcos actuales para compensar el 2%

04.11.2015 | 01:20
El ayuntamiento permitirá las carpas desde el 8 de marzo si no afectan al bus

Las carpas falleras ganarán dos días de montaje. Por lo menos, las que no comprometan el transporte público. Esta es la novedad sobre el calendario ya previsto que anuncia la concejalía de fiestas y que permitirá que el montaje empiece el día 8 de marzo y no el 10, como estaba previsto inicialmente.

La disposición del calendario en el mes de marzo de 2016 ha dejado una situación inusual, por la cual las comisiones sólo disponen de un fin de semana antes de fiestas: el 12 y 13, puesto que el anterior, 5 y 6, queda demasiado lejos. Por consiguiente, en ese fin de semana tendrán que celebrarse todos los eventos que, normalmente, se desdoblan, incluyendo la cena de falleros de honor (normalmente, el viernes) y la primera gran verbena (que sería el sábado).

En principio, el concejal de fiestas Pere Fuset había anunciado tanto en el pleno de la Junta Central Fallera como en la asamblea de presidentes que el inicio de las instalaciones sería el jueves, 10.

Sin embargo, esta decisión generó dudas sobre su viabilidad, sobre todo, por la aparente imposibilidad material de «plantar» todas las carpas en apenas 24 horas por la falta de personal (normalmente, la instalación es más cómoda al poder desdoblarse en dos fines de semana). La decisión, finalmente, ha sido la de adelantar en dos días los cortes de calle, con la obligatoriedad de que aquellos que lo hagan el 8 o 9 sólo pueden hacerse en calles que no interrumpan el transporte público, que sí que quedaría desviado a partir del 10. El año pasado, el corte de calles empezó el día 5.

La reorganización de los eventos falleros con motivo del cambio de gobierno está obligando a realizar reajustes incluso sobre la marcha. Es lo que está sucediendo, por ejemplo, con la iluminación artística. Tras confirmarse la bajada en dos puntos de la subvención municipal, el ayuntamiento va a permitir que, en contrapartida, aumente el número de guirnaldas publicitarias.

Preguntado al respecto, el concejal Pere Fuset aseguró que «estamos buscando el texto, si es que lo había, por la cual la subvención se recibía a cambio de que no hubiera más que dos luminosos de publicidad. Ni siquiera tengo claro que haya disposiciones al respecto y que no fuera más que un pacto tácito que todos cumplían. En cualquier caso, sí que se permitirá aumentar la propaganda de acuerdo con algunas reglas, como la de proporcionalidad con el número de arcos ornamentales. Si lo hacemos con tiento podemos abrir nuevamente la posibilidad de que entre la iniciativa privada y estoy convencido de que, bien gestionado, las comisiones pueden sacar bastante más que el dos por ciento que ahora han dejado de recibir». Esas guirnaldas, de cualquier modo, no estarían subvencionadas, como tampoco lo están (o no lo deben estar) las dos que se permiten ahora.

Todas las verbenas, a las 4
Por otra parte, lo que sí que parece garantizado es la hora del cierre de las verbenas, que continuará a las cuatro de la madrugada. «Puse sobre la mesa un cambio de horario, que no de número de horas, cerrando a las tres el día 15 y a las cinco de la madrugada el 18 con la idea de hacer más caja ese día y, de paso, dar una hora de tregua a los que trabajan el día 16, pero como parece que no había mucho convencimiento, no vamos a cambiar los horarios».

Por último, también recordó que los mercadillos callejeros tendrán la misma limitación de horario y que, también como sucede con las verbenas, aquella comisión que tenga un mercadillo que extienda la actividad más allá de las cuatro de la mañana, corre el riesgo de que el año próximo no se le autorice. «Va a haber mayor regularización en los puestos de venta y en su ubicación en la calle, pero esto también nos va a permitir controlar mejor a los que no son legales. Está claro que necesitaríamos miles de policías para controlar toda la actividad ilegal, pero cuanto mejor tengamos controlado e identificado lo legal, más factible será encontrar y actuar sobre aquellos que trabajan de forma ilegal y sin normas de seguridad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook