16 de diciembre de 2015
16.12.2015

Los pueblos del norte son los grandes olvidados en instalaciones deportivas

Poble Nou y Cases de Bàrcena no tienen ninguna, mientras que las de Borbotó y Benifaraig no son propias

16.12.2015 | 04:15
Los pueblos del norte son los grandes olvidados en instalaciones deportivas

Los niños y los jóvenes que viven en las pedanías del norte lo tienen realmente complicado para practicar deporte. Es el distrito municipal con menos instalaciones municipales, por eso hace unos días los alcaldes pedáneos se reunieron con la concejala Maite Girau para tratar de revertir una situación que durante años ha sido tremendamente injusta para las 6.500 personas que viven en estas poblaciones.

Poble Nou y Cases de Bàrcena „que incluye Mauella„ fueron las grandes olvidadas durante el largo mandato del PP, ya que en 24 años no se construyó ni un pequeño IDE (Instalación Deportiva Elemental) para jugar a baloncesto o futbito. «Es muy triste y desolador que los niños, aunque son pocos, no puedan jugar a nada», se lamentan los vecinos.

Benifaraig y Borbotó tampoco cuentan con unas instalaciones mínimas, pero le plantearon a la concejala Girau la posibilidad de que la ciudadanía pueda usar las instalaciones del Colegio Público Manuel González Martí en el caso de la primera pedanía, ya que dispone de un gran campo de fútbol y varias pistas de futbito y baloncesto. «Sin embargo, antes de su uso deberían adecuarse, porque no están en buen estado», explica la alcaldesa Tamara Martínez.

En el caso de Borbotó se pidió el uso del frontón en el Centre Municipal de Pilota Valenciana, con un gran trinquet e histórico arraigo en el pueblo. «Entre niños que viven en el pueblo y los hijos de los que vienen cada fin de semana, hay unos 130 chavales que apenas tienen opciones de practicar otro deporte que no sea pilota. Esta situación debe cambiar en el futuro», explica el alcalde pedáneo, José Ramón Giménez.

En Carpesa tienen un IDE, pero también cuentan con una de las mejores canteras de España de hockey, y han pedido apoyo municipal para centralizar de alguna manera su actividad, ya que tan solo una tercera parte de los niños entrenan en la pedanía. El resto lo hacen en Beteró, Tarongers, Massarrojos, etc.

Salvador Reig, presidente del Club d'Hoquei Carpesa, resume un poco el sentir de los amantes del deporte de las pedanías del norte: «Lo que pedimos es que se haga un pabellón polideportivo que aglutine un poco a todas las pedanías del norte. No pedimos una instalación solo para los que practican hockey, sino una instalación que dé servicio a todos los chavales de estos pueblos que no tienen dónde practicar deporte».

En Carpesa también está el Club Valenciano de Natación, con el que antaño el gobierno municipal tenía un acuerdo para ofrecer descuentos especiales a los habitantes de las pedanías, aunque ahora mismo no está en vigor.

Por último, en Massarrojos disfrutan de un pequeño IDE y un pabellón cubierto en la escuela José Senent, donde se puede practicar baloncesto. Aunque en teoría da servicio a todas las pedanías, las largas distancias entre unas y otras hace inviable que se desplacen hasta allí. La concejala de deportes Maite Girau (PSPV) se comprometió a estudiar las propuestas y buscar soluciones para estas pedanías afectadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook