09 de febrero de 2016
09.02.2016

La pirotecnia en Fallas. Renovarse o Morir

08.02.2016 | 21:28

El calendario pirotécnico de las Fallas 2016 no presenta grandes novedades al respecto. Es cierto que está algo más cuidada la programación en los fines de semana, con disparos de mascletá nocturnos e incluso un espectáculo «pirodigital», lo cual siempre es acertado. Pero la tipología del programa en general no ha cambiado: se mantienen las 19 «mascletaes» y no se rompe la regla de los días falleros por la cual quien dispara castillo, al mediodía siguiente lo hace obligatoriamente en el Ayuntamiento, y el último, además, realiza la cremà de las fallas municipales.Este proceder dio comienzo hace ya casi 30 años, a raíz del gran congreso fallero de 1987, y lo cierto es que, en aquel momento, la situación era muy diferente, para el ayuntamiento, para las empresas y para los valencianos. Hoy en día la realidad ha cambiado, y no son pocas las dificultades para financiar económicamente un programa tan extenso, para llevarlo a cabo, e incluso para encontrar el número de empresas necesario dispuestas a cumplir con las diferentes citas.El mundo fallero y la mayor parte de la gente de la ciudad, además, nos hemos acostumbrado a este tipo de programa, y somos, por naturaleza, reacios a cambios. Y es normal, pero si no hay cambios las cosas tienden a quedarse anticuadas, y es lo que en cierto modo está pasando con el mundo de la pirotecnia en fallas.Además, y me duele decirlo, el nivel de los disparos ha bajado considerablemente en estos últimos años, cosa que poca gente comenta en un mundillo en el que apenas existe la crítica sana o la opinión personal ¿Por qué? Porque antes era usual que muchas empresas dispararan muy por encima del presupuesto (no se pone en duda en este artículo la calidad de la pirotecnia valenciana y de las empresas). Dejaron el listón muy alto, y hoy ya no están dispuestas (sea por voluntad o por imposibilidad) a perder ese dinero.Repito, estamos en una situación muy diferente, y en el problema del bajón de calidad, en parte, viene dado gracias a la actitud de las mismas empresas, que aun quejándose, ni se movilizan conjuntamente ni dejan de disparar (y ojo, que disparar hoy en día, por otro lado, es un esfuerzo a agradecer). Es, como se ve, una situación compleja, que parece que se prolonga indefinidamente a través del tiempo y que nadie se atreve a cambiar? a excepción de algunas firmas determinadas, que sí, decidieron dejar de disparar hasta que cambie la situación, parece ser. Por eso, es necesario, o al menos planteárselo, romper el mantra de las 19 «mascletaes», e intentar buscar otro tipo de programa que se ajunte más a los tiempos que corren. ¿Acaso no se pueden redistribuir los disparos ocupando más intensamente los fines de semana con mascletás diurnas los viernes, sábados y domingos, y nocturnas los viernes y los sábados?, ¿Acaso no se puede romper la regla, en los días de la fiesta fallera, de disparar castillo y mascletá al día siguiente?, ¿No se podría recuperar la «cordà» con cohetes de baja intensidad que antiguamente se hacía el día 14 en el ayuntamiento? ? y por hacer referencia a otro tipo de espectáculos que antiguamente se hacían ¿Programar algún corretraca?, ¿O el concurso de tracas rápidas? Todo es cuestión de revisar lo que se hacía antes para, a lo mejor, recuperarlo de manera actualizada. Por ejemplo, un acto que ya no se realiza y que se podría recuperar es el concurso de carcasas. Es verdad que con las limitaciones de calibre, en el río por ejemplo, no se podrían hacer piezas como las que antes se hacían ¿Pero acaso una dificultad no es pretexto para un mayor esfuerzo en lo que es fabricación propia de carcasas de sección?En resumidas cuentas, el mundo fallero, ayuntamiento y pirotecnias deberían ponerse las pilas, y tener amplitud de miras. Buscando así, un programa que devuelva el verdadero prestigio que se merece la fiesta más famosa de los valencianos, y candidata a Patrimonio inmaterial de la Humanidad; Las Fallas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook