27 de abril de 2016
27.04.2016

La «peatonalización blanda» enfrenta a residentes y comerciantes del centro

La Boatella exige más contundencia en la restricción y los propietarios de negocios defienden el trabajo municipal

26.04.2016 | 22:35

La «peatonalización blanda» efectuada por la Concejalía de Movilidad en el entorno de la Lonja y el Mercado Central sigue siendo motivo de polémica y enfrentamiento entre los colectivos afectados. Mientras la Asociación de Vecinos y Comerciantes de la Boatella denuncian la tibieza del equipo de gobierno y exigen una peatonalización total, la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico defiende el trabajo del ayuntamiento porque, entre otras, cosas, han aceptado todass sus propuestas.

Dice la Boatella, entidad muy sensibilizada con el patrimonio cultural, que esta peatonalización parcial «perturba la contemplacimón de monumentos, elimina el comercio tradicional y pone en riesgo la integridad física de las personas». «Siguen pasando los mismos coches que antes (a través de la calle Vieja de la Paja)» y aumenta la contaminación «al ralentizar la marcha por los pasos de peatones».

A juicio de los vecinos, «esta falsa peatonalización sólo benefficia a los bares, restaurantes y las terrazas, en absoluto a los residentes ni al pequeño comercio, que sin ningún plan de protección y apoyo, desaparece con la aparición de nuevas actividades hosteleras». «Ni tan siquiera „añaden„ se ha tenido en cuenta a comerciantes de la zona para disponer de accesos o carga y descarga, mientras que las terrazas, ocupando todos los espacios disponibles, gozan de toda impunidad y privilegio». En consecuencia, la Boatella exige la peatonalización de la zona, apoyo a los comerciantes y la limitación de licencias para bares.

Defensa del ayuntamiento

Y esto es lo que precisamente ha indignado a la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, que asegura que estos vecinos no representan a nadie y además desconocen que la citada semipeatonalización, aunque «precipitada al principio», se ha hecho atendiendo todas las propuestas de los comerciantes, desde los aparcamientoss de motos, hasta las zonas de carga y descarga o la colocación de los maceteros.

En el caso de las terrazas, aseguran que sólo hay dos nuevas, una de un hotel y otra de un pequeño bar, lo que no significa que haya un problema general en ese sentido. «Si no tiene dinero, Grezzi (en referencia al concejal de Movilidad) ha hecho lo que ha podido y hemos trabajado codo con codo con él», aseguran los comerciantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook