14 de mayo de 2016
14.05.2016

Construir la rampa del aparcamiento de Brujas costará 600.000 euros

La futura concesionaria deberá ejecutar el acceso, mientras el consistorio se hará cargo de la urbanización de la plaza junto al Mercat

14.05.2016 | 04:15
Construir la rampa del aparcamiento de Brujas costará 600.000 euros

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia y el Pleno del Consell dieron luz verde ayer el nuevo convenio suscrito entre ambas administraciones para desbloquear el aparcamiento de la plaza de Brujas, construido sobre la estación inacabada del de la Línea T-2 de Metrovalencia. El consistorio abonará por la obra hecha 11,3 millones de euros (11.314.963 euros, IVA incluido), que recibirá la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio en 10 entregas anuales (plazos de 1,1 millones). En un plazo máximo de dos meses el ayuntamiento se convertirá en el titular de este estacionamiento subterráneo que se quedó a medias. De hecho, ni tan siquiera tenía construida la rampa de acceso. Según explicó ayer el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, esta entrada podría costar hasta 600.000 euros, dinero que probablemente deberá asumir la concesionaria que explote en el futuro el parking.

«Este gobierno trata de resolver el desgavell que nos dejaron Rita Barberá e Isabel Bonig fruto de sus desencuentros. En 10 años no fueron capaces de resolver el aparcamiento de Brujas y este gobierno ha encontrado una solución en unos meses. Eso es lo que espera la gente de nosotros», aseguró Grezzi.

El concejal de Movilidad Sostenible no quiso dar una fecha firme para la apertura de este estacionamiento que será «esencial» para el entorno del Mercado Central, pero avanzó que un plazo razonable sería «para finales de 2017 o principios de 2018».

Giuseppe Grezzi tampoco pudo dar más detalles de cómo se realizará la obra ni qué se va a incluir en la urbanización de la plaza, pero sugirió que una buena idea sería la de instalar «una dársena de reparto de bicicletas eléctricas para que las personas que van a comprar y llevan peso» puedan desplazarse mejor.

Fruto del nuevo convenio entre Ayuntamiento y Generalitat, la administración local tendrá que acondicionar el interior de del aparcamiento, acometer la conexión rodada con el Mercado Central, la adecuación del vestíbulo del sótano 1 y la conexión con el sótano del Mercado Central. Grezzi asegura que ya prepara el pliego de condiciones que tendrá que cumplir la empresa que finalmente se encargue de la explotación de este aparcamiento que dará servicio a la ciudadanía y a los clientes y vendedores del Mercado Central.

El concejal reiteró que el entendimiento ha sido posible porque las dos administraciones «han puesto por encima de todo los intereses de la ciudadanía, a pesar de las complejidades jurídicas y económicas heredadas y el desbarajuste de los anteriores equipos de gobierno valencianos».

Según el convenio, la administración municipal también se encargará de la ejecución de las obras de urbanización en superficie de la plaza de Brujas, que será objeto de un concurso de ideas que convocará la Generalitat Valenciana. El acuerdo también contempla que el consistorio el abono de la indemnización del lucro cesante de las plazas de aparcamiento suspendidas en Conde de Parcent, unos 2 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook