26 de mayo de 2016
26.05.2016

Los coches del puerto, en el anunciado jardín de desembocadura

Los vecinos reclaman a la autoridad portuaria que libere las zonas que asegura que cederá a la ciudad

26.05.2016 | 04:15

Los vecinos de Natzaret denunciaron ayer en un comunicado la ocupación por parte del Puerto de Valencia del suelo del futuro Parque de Desembocadura, un gran jardín anunciado la semana pasada por la Autoridad Portuaria de Valencia y el ayuntamiento dentro del convenio para la reordenación de la frontera portuaria.

Los vecinos aseguran que el puerto ha convertido parte de los terrenos que se integrarán en el anunciado parque en un aparcamiento. Según explica el portavoz de la Asociación de Vecinos de Natzaret, Julio Moltó, la semana pasada el puerto construyó un aparcamiento para los coches de la empresa Balearia en suelo destinado al Parque de Desembocadura, concretamente, en el solar de la antigua fábrica de aceite. Según los vecinos la decisión se tomó sin informar al vecindario ni al propio ayuntamiento.

Los terrenos de la antigua fábrica de aceites de Moyresa son uno de los espacios verdes que reclaman los vecinos y que se ha puesto sobre la mesa de negociación con el puerto, propietario de la citada fábrica, derribada hace varios meses tras el rescate de la concesión. Los vecinos de Natzaret reclaman al presidente de la Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez, que busque una alternativa «más respetuosa» con el barrio y con el futuro uso como zona verde del solar de la fábrica, ubicada a solo unos metros de las viviendas de Natzaret. El cierre y desmantelamiento de la aceitera, una industria peligrosa y contaminante, ha sido una larga reivindicación vecinal.

Los vecinos plantean al puerto que use provisionalmente el actual aparcamiento infrautilizado junto al edificio de la Autoridad Portuaria en la margen izquierda del cauce histórico del Turia.

También piden los vecinos a la autoridad portuaria y al ayuntamiento de Valencia, gobernado por Compromís, PSPV y Valencia en Comú, «que construyan ya las zonas verdes que nos deben en el citado solar» en base al convenio suscrito por el puerto y la ciudad en 1986 que incluía varias compensaciones para el barrio por la pérdida de su playa debido a la ampliación del puerto. Los vecinos entienden que dicho convenio, sistemáticamente incumplido, sigue en vigor.

Los vecinos de hecho interpusieron, en la pasada legislatura, un recurso contencioso-administrativo contra el ayuntamiento y el puerto por el incumplimiento del citado convenio. Los vecinos recuerdan que las medidas compensatorias aún no has sido atendidas por los nuevos gobernantes de ambas administraciones públicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook