08 de junio de 2016
08.06.2016
Movilidad

Tráfico pone semáforos mixtos en varios cruces peligrosos

Se ha dado prioridad a los que están situados cerca de los colegios

09.06.2016 | 08:20
Uno de los cruces señalizados

El Centro de Gestión de Tráfico del Ayuntamiento de Valencia ha reducido la peligrosidad de varios cruces de la ciudad, muchos de ellos próximos a centros escolares. Esta actuación se ha hecho mediante modificaciones de regulación semafórica realizadas durante los últimos dos meses.

En los cruces donde el semáforo pasa al verde para peatones y ciclistas mientras se coloca el ámbar para los vehículos, que muchas veces circulan con gran velocidad desde las vías adyacentes sin respetar la preferencia de paso, se ha establecido un sistema de protección mixta que supone un tiempo de rojo inicial para los vehículos forzando la parada obligatoria antes de que pase al ámbar y, de esta manera, se ha mejorado la seguridad de los peatones y ciclistas y se evitarán incidentes. Son los ya conocidos semáforos mixtos.

Esta protección se ha fijado en la plaza de Zaragoza en cuatro puntos: en los accesos a la Alameda desde la avenida de Aragón –tanto en el semáforo que da paso a la vía principal como a la vía de servicio–, en la entrada al puente de Aragón desde la Alameda y en el acceso a la avenida del Puerto para evitar que el giro que hacen los vehículos que provienen de la Alameda creen las referidas situaciones de peligro.

Otros puntos donde se ha establecido la protección mixta responden a peticiones vecinales; además, son próximos a centros escolares, donde la demanda de seguridad se intensifica, sobre todo, en horas clave. Éstos son el semáforo de la calle Dr. Vicent Zaragozà para los vehículos que acceden desde la calle Diógenes López Mechó, y en el acceso a la calle Albalat dels Tarongers desde Clariano así como en Clariano desde Albalat dels Tarongers. También se han modificado dos reguladores en la intersección de la calle Archiduque Carlos con Enguera, y uno en el cruce de Enguera con la avenida del Cid.

Por otra parte, en la calle Tomás de Villarroya, a la altura de la plaza de Holanda, donde en este caso lo que se ha hecho ha sido desmontar el semáforo del paso de peatones reforzando, así, la preferencia de paso de los mismos. Al tratarse de una vía donde los vehículos estacionan en ambos lados, disminuyendo la visibilidad de los que van a cruzar, desde el Servicio de Obras de Infraestructuras se han instalado dos lengüetas que amplían el nivel de la acera sobre la calzada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook