06 de julio de 2016
06.07.2016
Servicios

La EMT trata de acercarse a los vecinos aceptando el 80% de sus propuestas

La nueva línea 29 llegará a la playa a partir de junio de 2017 La línea 81 modificará las paradas de Barón de Cárcer

06.07.2016 | 03:48

Los máximos responsables de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia comenzaron ayer a informar a los vecinos del proyecto final de remodelación de una quincena de líneas de autobús, proyecto que recoge un 80% de sus peticiones. Según el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, estos cambios han sido fruto de un proceso de participación en el que creyeron «desde el principio», saliendo así al paso de las quejas de las asociaciones de vecinos y los clubs de jubilados respecto a la implantación de los cambios sin consultarles previamente y sin respetar sus necesidades.

Y es que la remodelación de líneas en la EMT ha sido uno de los problemas que en los últimos meses ha enfrentado al equipo de gobierno municipal con los vecinos. Incluso el Grupo Socialista, socio de gobierno, se ha quejado de que no se atendieran las peticiones de las personas mayores que utilizan la línea 11, una de cuyas paradas, la del centro médico de la calle Alboraia, había sido alterada.

Esas protestas han hecho que la Concejalía de Movilidad revisara su plan inicial y producto de ese análisis se han aceptado 38 de las 49 «propuestas concretas» que han formulado las entidades sociales, vecinales y particulares. Únicamente se han rechazado diez, «bien por imposibilidades técnicas o porque desvirtuaban el proceso y las necesidades de mejora de la red». Otras se han quedado en estudio a la espera de ver cómo evolucionan las líneas. Y ayer se empezó a presentar el nuevo plan junta por junta.

Línea a la playa
Por lo que respecta a las peticiones ciudadanas incorporadas para las líneas 6, 8, 9, 29, 31, 73, 81 y 99, que corresponden a las presentadas ayer por la tarde en las Juntas de Patraix, Ciutat Vella, Russafa, Marítimo y Abastos, uno de los cambios más demandados era que la nueva línea 29 llegara hasta la playa, algo que se iniciará en junio de 2017, a la vez que se potenciará esta ruta como la de la línea Bioparc y se hará un punto de trasbordo en Valle de la Ballestera con la línea 99, precisó la Concejalía de Movilidad.

También la línea 31, a propuesta de los vecinos del Marítimo, modificará su itinerario, dejando de pasar por la calle Progreso para hacerlo por Doctor Lluch. En la línea 73 se ha llegado al compromiso de estudiar alternativas al trazado por la calle Murillo y se mejorará la conexión con la línea 71 para llegar más rápido al Centro de Especialidades de Juan Llorens. Y de la línea 81 se reordenarán las paradas de la calle Editor Manuel Aguilar/Barón de Cárcer y se ampliará el horario de salida, que pasará de las 6:45 a las 6:20 horas.

Ya en «un plano aparentemente menor, pero significativo para los usuarios de estas líneas», en la línea 6 se realizará el traslado de una parada en la calle Sagunto a la esquina con Sant Guillem, «ganando la misma en comodidad, seguridad y visibilidad»; y en la línea 8 se incorporará un panel de frecuencia en la calle Ingeniero Joaquín Benlloch (frente al Centro de Salud), tal y como demandaban los vecinos.

Finalmente, por lo que respecta a la línea 9, la EMT se ha comprometido a estudiar a fondo todas las fórmulas posibles para acceder hasta los vecinos de Sociópolis, macrourbanización de la Torre que no tiene transporte público.

Más información a los vecinos
Entre los cambios, también se han aprobado algunos que tienen que ver con la forma de interactuar con los vecinos. En este sentido se han aprobado propuestas que van desde la necesidad de anticipar la información a establecer líneas de contacto directo sobre los cambios a la información a pie de calle y a colectivos y entidades sociales y vecinales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook