26 de septiembre de 2016
26.09.2016

Reclaman la protección de una arboleda donde se proyecta una torre del Parque Central

La Sociedad Valenciana Parque Central dice que se trasplantarán a otras zonas del jardín los ejemplares que se consideren de interés

26.09.2016 | 04:15
Reclaman la protección de una arboleda donde se proyecta una torre del Parque Central

Un grupo de vecinos de la calle Bailén ha presentado un escrito al Ayuntamiento de Valencia para solicitar la protección de la arboleda ubicada en una de las parcelas del ámbito del Parque Central, gestionada por Adif, donde está prevista la construcción de un edificio de ocho alturas con bajos comerciales. El escrito, firmado por Mónica Ibáñez Fernández, solicita que se inicie con urgencia un expediente de protección expresa en la categoría de Arbolado Monumental para este «conjunto arbóreo centenario» de la calle Bailén, frente a la estación del AVE Joaquín Sorolla.

Los vecinos, que adjuntan un dossier con imágenes y textos sobre la historia de esta arboleda, paralizaron hace unas semanas el desbroce de los terrenos y denunciaron el riesgo de desaparición del arbolado, formado por higueras y plátanos de gran porte.

En el escrito los vecinos, que están recabando apoyos de colectivos ciudadanos y a los que apoyan entre otros el periodista y escritor Emili Piera, cuestionan igualmente la necesidad de construir los cuatro rascacielos proyectos en las esquinas del Parque Central.

Impacto sobre los barrios

«Estos inmensos rascacielos colonizarán el cielo y el sol del centro de la ciudad» a lo que añaden que en los bocetos se suaviza su impacto cuando «parece que el parque se construye para ellos»

Los vecinos advierten de «la sombra que provocarán, el cambio de imagen de Valencia, la falta de brisa y de sol, así como el impacto sobre los barrios que colindan, tal como muchos vecinos de Arrancapins, Russafa y Malilla nos han hecho ver», al tiempo que alerta de lo que puede ser un «tsunami urbanístico».

Fuentes de la Sociedad Valencia Parque Central explicaron que en los trabajos previos a la ejecución del jardín se incluyó un estudio del arbolado existente y que se salvarán y transplantarán a otras zonas del jardín los ejemplares que se consideren de interés. La sociedad hizo un estudio detallado en todo el ámbito de las plantaciones existentes y elaboró un inventario que recoge tipo de especie, estado fitosanitario, estado de tronco y ramas, altura, diámetro, edad, su ubicación exacta y establece una recomendación o catalogación para garantizar su conservación en función de su estado y su ubicación más adecuada. Por ejemplo, las especies invasoras se retiran y las que no lo son se conservan o se trasplantan, o se tratan si están enfermas. Lo que no concretaron las fuentes consultadas es el destino concreto de este arbolado de la calle Bailén, que los vecinos reclaman que siga in situ.

Por otro lado, esta semana han comenzado los trabajos de urbanización en la llamada parcela de Ficoval tras la descontaminación del suelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook