29 de septiembre de 2016
29.09.2016

Apagón en el Mercat Central por el parking de Brujas y la peatonalización de la Lonja

Los vendedores exigen fechas, mejorar el transporte público y evitar cuellos de botella en el privado

29.09.2016 | 04:15
Apagón en el Mercat Central por el parking de Brujas y la peatonalización de la Lonja

Concentración y apagón. Estas fueron las dos medidas de protesta desarrolladas ayer por los vendedores del Mercado Central para pedir la construcción del aparcamiento de la Plaza Ciudad de Brujas y para revisar la peatonalización del entorno de la Lonja. Su presidente, Francisco Dasí, aseguró que estos dos problemas están afectando a las ventas del mercado y confía en que las próximas conversaciones con el ayuntamiento, acordadas ayer mismo antes de la protesta, puedan desbloquear la situación y evitar otro paro el miércoles que viene.

Ayer por la mañana, con el recinto abarrotado de compradores habituales y de turistas, la megafonía ya invitaba a la protesta: dos minutos de concentración en la plaza central y apagón de luces en los puestos. Y aunque las paradas no podían quedarse solas, la respuesta fue masiva en lo de la iluminación.

«Nuestras reivindicaciones son dos», explicó Dasí. «Una es el aparcamiento de Brujas, porque es verdad que el ayuntamiento solventó el problema que tenía con la Generalitat pagando lo que tenía que pagar, pero desde entonces esperábamos que nos dijeran el plan que tienen y a estas alturas no sabemos si se va a licitar la construcción o la gestión ni vemos avances significativos. Queremos un mínimo plazo de cuando puede estar abierto este aparcamiento», precisó.

Y por otra parte, «tenemos un problema de accesibilidad tanto para el transporte público como el privado». «Se han perdido líneas de autobús que hacen complicado llegar al mercado y para los coches igual, porque la entrada por San Vicente se ha convertido en un embudo y necesitamos soluciones alternativas, como semáforos o señalizaciones».

Dasí no pudo cuantificar el descenso de ventas, pero «todos los días nos cuenta la gente la preocupación por el coche y por el autobús. Eso no se puede discutir». Ahora, por tanto, espera soluciones y se conforma con tener plazos sobre el aparcamiento y soluciones para, «sin desvirtuar su plan, paliar los problemas que han generado a la gente».

Ayer por la mañana Dasí ya habló con el ayuntamiento y espera reunirse con la Concejalía de Movilidad antes del miércoles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook