14 de marzo de 2017
14.03.2017
Manifestación

"¡El instituto Baleares ni se cierra ni se vende, se defiende!"

Unos 500 padres, estudiantes y docentes claman en la calle contra el conseller Vicent Marzà

14.03.2017 | 12:21
"¡El instituto Baleares ni se cierra ni se vende, se defiende!"

La primera manifestación contra el plan que baraja la Conselleria de Educación de clausurar el Instituto público de Educación Secundaria (IES) Baleares para reconvertirlo en la segunda Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de València, reunió en la tarde de ayer a cerca de 500 personas. Los manifestantes, en su mayoría alumnos del centro amenazado de cierre, no pararon de corear durante todo el recorrido por las calles del barrio de la Creu del Grau la consigna «¡El instituto Baleares, ni se cierra ni se vende, se defiende!». No obstante, el grito más repetido fue el de «conseller Marzà, a fer la mà!» en alusión al titular de Educación.

Además de estudiantes, decenas de padres y madres, así como profesores, participaron a la manifestación pese al desfavorable pronóstico meteorológico. La protesta estaba convocada por las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Ampa) del IES Baleares y del vecino IES Districte Marítim, instituto que se convertirá en un macrocentro de más de 1.100 adolescentes al integrar a los 350 alumnos del Baleares si se consuma el cierre. También convocaban las Ampa de los 4 colegios públicos adscritos al Baleares: Nº 103, El Grau, Tomás de Montañana y San José de Calasanz.

La presidenta del Ampa del IES Baleares, Roberta Maggione, explica que el conseller el pasado miércoles en las Corts, tras leer el diputado César Jiménez (Podemos) una carta de las Ampa, «respondió que en un mes daría una respuesta sobre el futuro nuestro instituto». Educación ya avanzado que para el próximo curso 2017-18 no habrán cambios, pero los padres piden que se aparque definitivamente la reconversión de este instituto en EOI.

El presidente de la Federació d´Associació de Mares i Pares de Alumnes (Fampa) de València mayoritaria en la escuela pública, Màrius Fullana, también participó en la protesta. «En FAMPA València estamos en contra del cierre de cualquier centro de enseñanza pública», subrayó.

Defensa de la enseñanza pública
Los manifestantes, entre los que también había alumnos del IES Districte Marítim, portaban tres pancartas: «No al cierre del IES Baleares», «Per l´ensenyament públic i de qualitat, no al tancament de l´IES» así como «No Macroinstitut, no massificació», en referencia al aumento de las ratios de estudiantes por aula en el Districte Marítim que provocará la fusión e incluso el temor a un doble turno de mañana y tarde ante la falta de aulas.

El representante de los alumnos en el Consejo Escolar del IES Baleares, Aitor Mena, destaca que los estudiantes se manifestan «porque no tenemos una respuesta clara de conselleria, pues no nos vale que nos digan que el año que viene no se cerrará el instituto y que lo hagan dentro de dos años». «El objetivo de esta protesta es que el barrio se entere de lo grave que es para todos los vecinos el cierre de un instituto público con 30 años de historia», concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Un coche en dirección contraria cruza el túnel de Germanías de València

El conductor utiliza la salida del paso inferior en la gran vía como entrada hacia Plaza de España

València pide el cierre de la central de Cofrentes

La modificación del planeamiento para legalizar la permuta de Tabacalera aprobada por unanimidad

El Hard Rock desembarca a lo grande

El nuevo local de Valencia, cuya apertura será "en breve", tiene 1.200 m2 y recuerdos de Bono,...

Sarrià negocia la ampliación del asilo de Santa Mónica a cambio de parte del jardín

Sarrià negocia la ampliación del asilo de Santa Mónica a cambio de parte del jardín

El Govern de la Nau quiere abrir una nueva calle peatonal para mejorar la movilidad del entorno...

Un ingeniero proyecta un túnel en el San Pío V de 6,6 millones

Un ingeniero proyecta un túnel en el San Pío V de 6,6 millones

La infraestructura permitiría liberar una explanada de 15.000 metros cuadrados frente al museo