08 de junio de 2017
08.06.2017

Ribó y Moragues se acusan de eludir la responsabilidad

El alcalde pide más refuerzos de la Policía Nacional, y el delegado del Gobierno replica que no desvíe la atención

08.06.2017 | 00:03

El alcalde de València, Joan Ribó, instó ayer a la Delegación del Gobierno que dirige Juan Carlos Moragues a que ejerza «su responsabilidad» en el barrio del Cabanyal en asuntos como la seguridad ciudadana y la lucha contra el narcotráfico y los negocios ilegales. «Los vecinos realizan una concentración en la plaza de los Pinazo, justo enfrente de la Delegación del Gobierno, que también debería ejercer su responsabilidad en asuntos como el mantenimiento de la seguridad en el barrio, la erradicación de la venta de droga, y negocios ilegales que causan molestias, o el control de los excesos que los vecinos denuncian», dijo Ribó.

La Policía Local «está en ello, pero la Delegación del Gobierno –destacó– debe también cumplir con sus obligaciones. De lo contrario, parecerá que quieren perpetuar la degradación del barrio como hicieron durante más de veinte años sus correligionarios políticos en el ayuntamiento».
No tardó ni media hora en contestar el delegado del Gobierno. Así, Juan Carlos Moragues, señaló que su departamento cumple con sus responsabilidades en València en general y en el barrio del Cabanyal en particular, y pidió al alcalde, Joan Ribó, que «cumpla con su parte, no desvíe la atención ni eluda sus responsabilidades».

«Los datos demuestran que nosotros estamos cumpliendo con nuestra parte. En los primeros cinco meses del año se han realizado 345 identificaciones, se han levantado dieciocho actas de drogas, seis actas de arma y se han controlado 177 vehículos», dijo Moragues. El delegado ha asegurado que el Cuerpo Nacional de Policía «está prestando una atención prioritaria al barrio» y como ejemplo, señaló que el pasado 26 de abril se desmantelaron dos puntos de venta de droga en las proximidades del Cabanyal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook