Vivienda de pareja

El ático que todo el mundo quisiera tener

La elegante distribución y una impresionante terraza convierten estos 69 metros en un oasis cosmopolita

24.11.2013 | 08:33
El ático que todo el mundo quisiera tener

Vivir el barrio de Santa Catalina, vivir El Jonquet ya es una elección que convierte en distinto al que lo elije porque en el hecho ya hay ciertas dosis de creatividad y distinción que otras zonas más lujosas nunca podrán ofrecer. Ahí están ya las tiendas más vanguardistas de la ciudad, iconos como B Connected, un espacio industrial, sincero, que están cambiando el concepto de vida contemporánea junto a restaurantes tan cool como el Patrón Lunares o el Monolisto en el Mercat de Santa Catalina, otro de los imprescindibles que rodean esta vivienda de Monapart, una nueva forma de inmobiliaria www.monapart.com con sedes en Palma y Barcelona.

La casa, creada por su propietario con cuidado extremo de los detalles es el ejemplo, creemos que perfecto, que resume lo que es, lo que significa vivir en uno de los barrios más queridos y populares de la ciudad de Palma. Se trata de una vivienda de solo 69 metros cuadrados, con un baño, un solo dormitorio y una preciosa terraza.

No necesita de más. Está situada en un edifico esquinero entre medianeras, de planta baja y cuatro alturas, con ascensor y dos vecinos por planta, lo que proporciona la sensación de estar viviendo en una casa de pueblo, pudiendo disfrutar de las ventajas del centro de la ciudad en un Ático con terraza de 62 m2 de superficie construida más dos terrazas en dos niveles de 20m2 y 12m2, de un dormitorio y un baño, magníficamente vestidos, ubicados en una cuarta planta de un edificio con ascensor, orientación a noreste y vistas frontales sobre Santa Catalina y laterales al mar.

Reformado completamente en el año 2010, y sin estrenar, dispone de materiales y soluciones constructivas de alta calidad. Llama la atención el diseño interior, muy cuidado y acogedor, sin pretensiones que en un lugar como este no vendrían al caso y rematado con un conjunto de muebles a medida en madera lacada color blanco que regalan una luz, una limpieza especialísima.

El recibidor se ha convertido en pasillo-librería, la sala de estar es abierta y esta comunicada con la amplia terraza en un aprovechamiento muy sabio del espacio y la luz. Otro ejemplo, la cocina nueva y perfectamente equipada está abierta hacia el salón y con iluminación natural.

Regala, favorece la comunicación y el disfrute. El dormitorio doble en suite con baño muy generoso con bañera y ducha y con iluminación cenital es el punto de perfección estilística que marca la diferencia.

Destacan el alto nivel de los acabados, el exquisito diseño de los espacios y la luminosidad de las estancias en lo que el que escribe define como el nuevo lujo que está cambiando Palma de Mallorca como ciudad cosmopolita, como un Nueva York mediterráneo descubriéndose y reinventándose continuamente.