03 de octubre de 2016
03.10.2016
Cyberdiario

La alianza que lo cambia todo

03.10.2016 | 04:15
La alianza que lo cambia todo

A menudo echamos la vista atrás y pensamos en esos momentos que marcaron un hito en la historia de la tecnología de consumo. La primera interfaz visual para ordenadores, el primer iPhone, el primer ratón o el primer Windows han supuesto, en mayor o menor medida, un punto de inflexión no solo en el desarrollo de la electrónica de consumo, sino que han cambiado para siempre las vidas de millones de personas en todo el planeta. Y algo parecido ocurrirá con el coche autónomo, ese capaz de conducirse solo sin la interacción humana y que, esta misma semana, ha recibido el que será el impulso definitivo: la creación de la Asociación Automovilística 5G.

Pese a que en los últimos años empresas como Ford, Volvo, Tesla y especialmente Google lo están intentando con gran ahínco „y grandes sumas de dinero„, algo sigue fallando: el conocimiento.

La evidencia está clara: un fabricante de coches tiene el conocimiento y la experiencia fabricando coches, pero por mucho que se lo proponga e invierta en ello, le sigue faltando la base y el saber de una empresa tecnológica que lleva décadas fabricando tecnología y creando avances en su campo. Es por ello que antes o después debían empezar a producirse las alianzas necesarias para coger todo el saber de dos mundos y aglutinarlos en uno solo capaz de llevar a buen puerto cualquier reto.

La alianza anunciada esta semana es un selecto „y puede que abierto„ grupo en el que algunos de los más importantes creadores de tecnología van a compartir conocimientos y experiencia con varios de los más importantes fabricantes de automóviles con un único propósito: conseguir crear la tecnología necesaria para que el coche autónomo sea una realidad. Este nuevo consorcio está compuesto por las tecnológicas Ericsson, Huawei, Intel, Nokia y Qualcomm además de por los fabricantes de automóviles Audi, BMW Group „incluye Mini y Rolls-Royce„ y el gigantesco grupo Daimler „Mercedes-Benz, Smart y camiones Daimler„. Y probablemente en el futuro sean más las marcas que pasen a integrar esta alianza que acaba de nacer.

La tecnología 5G, esa que permitirá el Internet de las cosas y que hará que no solo los humanos nos comuniquemos entre nosotros, sino que todos nuestros dispositivos lo hagan entre ellos, es la clave para que los coches del mañana se detecten, sepan a dónde ir, a dónde se dirigen el resto de coches y, de esta forma, consguir una mayor eficiencia circulatoria y el fin de las muertes en las carreteras.

Aunque parezca utópico una carretera en la que todos los coches están interconectados y saben qué maniobra va a realizar cada vehículo en cada momento no deja margen al error, al accidente, y para ello es necesaria la tecnología 5G.

Hasta ahora nunca habían confluido en un mismo momento dos sectores tan poderosos como el tecnológico y el automotriz cuyos intereses se cruzasen de una forma tan evidente, y nunca dos industrias de semejante calibre habían tenido la oportunidad de evolucionar juntas.
El futuro es para los tecnológicos coches conectados, posiblemente compartidos, que harán que desaparezcan los atascos, la contaminación en las ciudades y las muertes en las carreteras. Y nosotros vivimos el momento en el que todo empezó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine