Como centros educativos referentes en el uso de la tecnología y la innovación en el aula y en línea con la educación en valores centrada en la persona, en las que se basa su modelo pedagógico, La Devesa School y Julio Verne School, junto con el Colegio Martí Sorolla, son los únicos centros en España que recientemente han obtenido el sello Common Sense School.

Este reconocimiento ha sido otorgado por fomentar la ciudadanía digital y formar a su alumnado en temas tan importantes como la seguridad y la privacidad digital, la comunicación y colaboración online, el respeto por el prójimo en las redes y el trabajo sobre identidad digital.

En Grupo Sorolla Schools saben que las habilidades de ciudadanía digital son esenciales para los estudiantes, especialmente en sus aulas, donde utilizan la tecnología para transformar el aprendizaje. Por ello, enseñan a su alumnado a ser estudiantes digitales, líderes y ciudadanos del mundo.

Tanto el alumnado como el profesorado tienen experiencia desde hace varios años en el uso de herramientas tecnológicas. Están acostumbrados a trabajar de modo colaborativo y cuentan con el proyecto 'Digital Tools', así como con alumnado y profesorado de cualquier parte del mundo. En este sentido, usan la tecnología de manera responsable para aprender, crear y participar. Entre otros recursos, su alumnado desde 5º de Primaria hasta 2º de Bachiller dispone de un dispositivo para uso individual.

Gracias a la aplicación de las tecnologías en el aula, su alumnado se convierte en gestor de su aprendizaje, del esfuerzo y responsabilidad necesarios para organizar su trabajo y su tiempo. Su modelo facilita a sus estudiantes la posibilidad de aprender desde cualquier lugar y en cualquier momento. Y es que, el mundo cambia constantemente, por lo que si les acostumbran a que se adecuen a estas circunstancias, les ayudan a poder ser capaces de afrontar "situaciones extraordinarias" y continuar con su formación con motivación y ganas de aprender a lo largo de toda su vida.

Mentalidad internacional

La educación con mentalidad internacional que imparten en las aulas del Grupo Sorolla Schools ayuda a su alumnado a pensar de forma cosmopolita, crítica y creativa. Como Cambridge International School, su alumnado complementa la titulación española con una internacional reconocida a nivel mundial, un proyecto lingüístico plurilingüe integrado en una sociedad multicultural y globalizada.

El aprendizaje del inglés, francés y alemán no se restringe a los espacios del centro, sino que se extiende mucho más allá de nuestras fronteras a través de comunicaciones, experiencias y proyectos internacionales e intercambios con colegios en el extranjero.

Metodologías activas e innovadoras

Estos colegios internacionales apuestan firmemente por ofrecer el mejor escenario de aprendizaje para desarrollar las habilidades comunicativas, la creatividad y el emprendimiento. Ejemplo de ello es su herramienta de aprendizaje por ambientes, basada en el desarrollo de inteligencias múltiples y la estimulación temprana tanto física como sensorial desde la etapa de infantil.

Además, también ponen en práctica el denominado aprendizaje basado en proyectos (ABP), que refuerza el desarrollo de destrezas de aprendizaje autónomo, activo y cooperativo.

La Devesa School, Julio Verne School y el Colegio Martí Sorolla introducen asignaturas para desarrollar las competencias digitales y la creatividad desde un nuevo punto de vista que incluye robótica, STEAM y programación. De este modo, se fomenta el pensamiento divergente, enseñando que hay multitud de formas diferentes de resolver un mismo problema. Fomentan la filosofía "maker", construcción del conocimiento a través del descubrimiento y de la experimentación, con la metodología Design Thinking.

Modelo pedagógico, flexible e innovador

Sus centros tienen un modelo pedagógico propio, flexible e innovador, que potencia la destreza para "aprender a aprender" de su alumnado, lo que significa que se convierten en aprendices responsables, algo que les va a ser totalmente necesario en su futuro laboral.

Las personas son lo más importante

Incluir el aprendizaje social y emocional en sus aulas se ha convertido en una exigencia para preparar al alumnado para la vida. Las agencias de análisis más prestigiosas del mundo colocan a siete de las competencias relacionadas con la inteligencia socio-emocional entre las diez más solicitadas e importantes para las empresas y universidades.

De esta manera, el saber trabajar en equipo, tener la capacidad de resolver problemas y conflictos, el poseer habilidades sociales, saber gestionar personas y tener capacidad de negociación se unen a las más que importantes destrezas personales como el poseer una inteligencia emocional sólida que permita saber adaptarse a los continuos y cada vez más veloces cambios en nuestra sociedad.

Ofrecen una formación que facilita a su alumnado desarrollar las competencias que les garantizará afrontar el futuro personal, académico y laboral con plenas garantías, para que "cuando tengan que volar, estén preparados".

Grupo Sorolla: Las habilidades de ciudadanía digital esenciales para los estudiantes