El Ayuntamiento de Oropesa del Mar ha sido el primer destino turístico de la provincia de Castelló que ha impulsado medidas para garantizar la seguridad de sus playas. El consistorio hace semanas que empezó a trabajar con el objetivo de superar el impacto derivado del coronavirus poniendo en marcha, para ello, un Plan Integral de Reactivación del Turismo cuya mirada está puesta en su principal valor: las playas. Las máquinas ya trabajan en La Concha, Amplaries y Morro de Gos realizando trasvases de arena para todas que estén en perfectas condiciones cuando lleguen los turistas.

Un comité de seguimiento y un órgano gestor de playas son los equipos que se encargan de coordinar acciones, tales como la recopilación, el seguimiento y la actualización de la normativa nacional; el estudio de protocolos municipales con recomendaciones de seguridad; y el control de acceso a las diferentes playas.

El Gobierno local "ha apostado por diferentes iniciativas encaminadas a convertir Oropesa en uno de los destinos turísticos más seguros para desplazarse a pasar las vacaciones y disfrutar de las playas", ha asegurado la alcaldesa, María Jiménez.

Las playas de Oropesa, preparadas para recibir bañistas

Así, la nueva normativa de accesos a las playas permitirá el distanciamiento y la seguridad adecuados y también contempla el balizamiento de la franja más cercana a la orilla, que es utilizada para el paseo por los bañistas. Del mismo modo, se ha regulado la instalación de sombrillas, mesas o cualquier otro complemento, que no podrán ser instalados antes de las 09:00 horas con la finalidad, ha señalado la munícipe, "de favorecer que los efectivos de limpieza puedan realizar su trabajo sin dificultades y que los equipos de desinfección puedan actuar en las zonas sensibles de las playas, como duchas, lavapiés y pasarelas".

Asimismo, para que tanto vecinos como turistas tengan en cuenta la nueva normativa, se colocarán en todas las playas señales horizontales orientativas, con cartelería y con el refuerzo de recursos humanos que vigilarán y ayudarán al usuario.

Con todo, Oropesa del Mar estará preparada. Junto a sus playas, también lo estarán sus paseos marítimos y nuevas infraestructuras, como el faro, que han sido rehabilitadas para abrirlas como espacios turísticos, sumando a ello la oferta de la restauración y ocio, con terrazas más amplias para disfrutar de un destino turístico de sol y playa sin riesgos y seguro.