13 de marzo de 2018
13.03.2018
banner buzzeando
Superación

Silvia, la mujer con esclerosis múltiple que corrió un maratón gracias a su hijo

Su silla de ruedas no le impidió participar en la Maratón de Barcelona empujada por su hijo Eric

13.03.2018 | 23:27

A la madre de Eric, Silvia, le detectaron esclerosis múltiple hace 17 años. Entonces, sus vidas cambiaron por completo. Ella comenzó a depender mucho de su hijo y de su marido a pesar de haber sido y ser una mujer muy activa e independiente.

La esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa y a Silvia le ha ido reduciendo poco a poco la movilidad hasta tener que moverse en silla de ruedas. "No es fácil", dice su hijo. "Pero como en todo, si le pones ganas y actitud, acabas haciéndote a la idea e incorporas esas nuevas situaciones a tu día a día".

 

Si alguien alguna vez consigue tener la sensación que tuve yo ayer, que me explique como contarla porque yo no se. Dicen que los sueños se cumplen, para dejar de ser eso, sueños??. Que no es más feliz el que más gana ni el que más corre, si no el que consigue sentirse como yo lo hice ayer y mi madre también?? Ayer teníamos una sola misión: disfrutar al 900% de #42kmcorriEMdo y hacer que TODOS VOSOTROS TAMBIÉN LO HICIÉRAIS. Solo me ha dejado publicar 10??, pero cada una de ellas tiene un sentido. Todo empezaba con muchísima alegría, yo en la línea de salida ESTABA QUE ME SUBÍA POR LAS PAREDES??. Solo quería ponerme a correr y disfrutar?? Mis guardaespaldas?? @balahumana @pol_raich @mruizjuan @aceropuro88 @hectormromerog y yo hicimos un pequeño briefing y nos dieron el pistoletazo de SALIDA?? Me veía con fuerza para parar un camión y empezamos a ir alegres desde el principio???? Pasaban los km rapidísimos y solo escuchaba gritos de ánimos??que decían el nombre de mi madre, Silvia, y eso me daba AUN MÁS ENERGÍA?? Uno de los subidones fue ver a mis #ASICSFrontRunnerSpain en Plaza España??que nos empujaron camino de los 21km. Mientras tanto, mis amigos me iban avituallando y nos íbamos comunicando como un equipo PERFECTO?? Con todo esto, mi padre @raersi , @jmolaria , @jar_mortom y @ruben.run.papi nos iban persiguiendo para vernos las máximas veces posibles?? Cerca del km24 @albbarrantes nos acompaño unos cuantos km????, @beautyblog con @alexlaslia y @cesarrun nos llevó hasta el km32??y allí nos encontramos EL MURO DERRIBADO????con la familia @asicsspain @asicsfrontrunner QUE NOS DIERON UN CHUTE DE ENERGÍA?? Y más adelante, para sorpresa mía, aparece de la nada @lovillare que nos acompañó como una campeona que es hasta el km41 ??y @barberiajus nos hacía hueco en el último trozo mientras animaban. Solo nos quedaban pocos metros y las piernas no funcionaban, pero el ??y los gritos de mi madre, mis amigos y el público ME LLEVARON A TOCAR EL CIELO Y PASAR POR META???? Al final, entramos en 3h23, pero entramos sonriendo??y porque no decirlo, habiendo sufrido?? Muchos corrísteis con nosotros desde la distancia, NO LO OLVIDÉIS?? Solamente me queda daros las GRACIAS????

Una publicación compartida de #ASICSFrontRunnerSpain???? (@eeriic) el



Este año, Eric aprovechó la excusa de la Maratón de Barcelona para sorprender a su madre e invitarla a correrla con él, a sentir la libertad que la enfermedad le estaba robando. "Se moría de ganas", confesó el joven a Cope, en una entrevista. La de Barcelona sería la cuarta carrera que correrían juntos y la primera Maratón juntos.

El reto era un "arma de doble filo", según contó el propio Eric en la web de Asics. "Por un lado, su estado físico, la podía poner en peligro, y por otro lado, el mío, ya que sería 4 veces más la distancia máxima que había corrido con ella y también estaba el riesgo físico al proponerme acabar en un tiempo de entre 3h15 y 3h30".

El día de la carrera, el pasado domingo 11 de marzo, Eric salió empujando su silla de ruedas y recorrió los 42 kilómetros para enviar un mensaje de visibilidad con la enfermedad de la esclerosis múltiple con el objetivo de recaudar fondos para su investigación.



El apoyo recibido por parte de todo el mundo fue, sin duda, lo más emocionante.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook