28 de mayo de 2018
28.05.2018

Los anglicismos en nuestras lenguas

28.05.2018 | 20:43

Hoy en día, el uso de extranjerismos, influenciado por los avances tecnológicos, refleja la modernidad de nuestra sociedad.
Estos vienen, sobre todo, del ámbito de la informática, siendo una disciplina que se ha desarrollado en los últimos años. Se trata principalmente de palabras inglesas: computer, software, hardware, database, etc. Muchas veces, estamos obligados a utilizar el término extranjero porque no existe su traducción en nuestra lengua. Sin embargo, creo que es importante subrayar que se está difundiendo una verdadera moda de hablar con anglicismos. La gente, ya sea los jóvenes como los adultos, los usa refiriéndose a distintas disciplinas, también cuando ya existe una palabra que indica el mismo concepto en el propio idioma. Esto pasa tanto en el mundo del trabajo (ejemplos muy claros y evidentes son: boss business, manager, marketing, etc.), como en el mundo del deporte (break, play-off, corner, etc.).
Pero su mayor empleo se relaciona con las redes, que nos han acostumbrado a utilizar cada día palabras inglesas (like, post, tweet, click, etc.)
La creatividad de estos nuevos términos tiene su apogeo en el mundo comercial; un ejemplo es la publicidad con sus llamados slogans: el de MacDonald´s, "I´m lovin´ it", se ha difundido en todo el mundo. Su comida podría no ser la opción más saludable, pero estar sano no es el beneficio que McDonald´s promete, sino hacer que el cliente se sienta a gusto.
También el mundo del deporte ofrece mucha creatividad: Nike, con su "Just do it", no presenta solo una marca de ropa deportiva, sino que encarna una actitud mental. Nos alienta a pensar que no necesitamos ser atletas para estar en forma o sortear un obstáculo: ¡si queremos hacerlo, hagámoslo!.
Por último, quiero mostrar una expresión del mundo del maquillaje: L´Oréal y su "Because you´re worth it" (Porque tú lo vales).
¿Quién no quiere sentirse valorado? En esta empresa saben que las mujeres usan maquillaje para lucir "hermosas" y sentirse atractivas y valiosas. De hecho, el eslogan no habla del producto, sino de la imagen que este puede dar. Este mensaje permitió a L´Oréal darle mayor impulso a su marca, en lugar de hablar simplemente de utilidad: le otorgó a todo el concepto de maquillaje un mensaje mucho más poderoso.
De esta manera, ¿somos realmente más modernos, o mejor, más international?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook