Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proyectan torres eólicas de cien metros en una cima de Benissa, Gata y Teulada

Compromís denuncia que los aerogeneradores tendrían «un impacto paisajístico y ambiental bestial» y exige al alcalde un rechazo contundente

El perfil de la Mallada Verda, montaña en la que se instalarían las torres eólicas. A la izquierda, el núcleo urbano de Benissa.  | A. P. F.

El perfil de la Mallada Verda, montaña en la que se instalarían las torres eólicas. A la izquierda, el núcleo urbano de Benissa. | A. P. F.

Son molinos y también son gigantes. Una empresa de Madrid le ha echado el ojo a la Mallada Verda, una montaña que comparten Benissa, Teulada y Gata de Gorgos, para construir en su cima un parque eólico. Instalaría nueve torres de unos cien metros de altura. Las aspas dibujarían un círculo de 178 metros. Los aerogeneradores se divisarían desde buena parte de la comarca de la Marina Alta. Coronarían una montaña de gran valor forestal y patrimonial que, además, es esencial en el gran santuario de protección ornitológica de la ZEPA «Muntanyes de la Marina», que abraza 59.323 hectáreas en las que se preservan especies como el águila real, perdicera y culebrera, el halcón peregrino, el búho real o el águila pescadora, que ahora se está reintroduciendo en la Marjal de Pego-Oliva. La Mallada Verda es un corredor de aves que conecta los acantilados de la Marina Alta y las montañas del interior. Las aspas de los enormes molinos son una amenaza para estas especies.

«Es una infraestructura de gran envergadura. Tiene un impacto ambiental y paisajístico bestial», advirtió en el último pleno de Benissa la portavoz de Compromís, Mari Carme Ronda. La concejala preguntó al gobierno local, de PP y Cibe, si sabía algo de una solicitud que presumiblemente se había presentado en el ayuntamiento en octubre o noviembre para construir en esta cima un parque eólico con torres de cien metros. Exigió un rechazo contundente.

De los nueve aerogeneradores, cinco estarían en el término de Benissa y los otros cuatro ya caerían en el lado de Gata y Teulada.

El alcalde y edil de Urbanismo, el popular Arturo Poquet, admitió que el consistorio sí conocía el proyecto. Aseguró que, «personalmente», estaba en contra y que incluso había hablado por teléfono con el alcalde de Gata de Gorgos, Josep Francesc Signes, de Compromís, para que ambos ayuntamientos presentaran alegaciones conjuntas.

Mari Carme Ronda advirtió de que en la Mallada Verde también están los vestigios de una antigua torre fortificada declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Subrayó que, además del daño ambiental y paisajístico, las torres eólicas podrían remover el patrimonio histórico y arqueológico de la Mallada Verda. Esta cima también está surcada por sendas que llevan al Tossal del Moro (un yacimiento andalusí) y a l’Alt dels Serrellars.

Compartir el artículo

stats