Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Toni Poveda

Poveda: "La historia del VIH es un éxito en lo científico y un fracaso en lo social"

"En el colectivo gay, bisexual y transexual hay una pandemia de virus de inmunodeficiencia y la respuesta (de las administraciones) es ridícula", dice el gerente de la Coordinadora Estatal de VIH-Sida

Poveda: "La historia del VIH es un éxito en lo científico y un fracaso en lo social"

P Acaba de recibir el premio de la plataforma valenciana de asociaciones VIH-sida, Calcsicova por su activismo. Lo definen como un «histórico»...

P Empecé muy joven. Con 19 años entré como fundador del Grup Jove de Lambda. Fui secretario después. Mi marido se fue a Madrid en 2005 como jefe de gabinete de Pedro Zerolo y yo al año me fui. Entré como gerente de la federación estatal LGTB, a los dos años me nombran presidente y de ahí pasé a ser gerente de Cesida, la coordinadora estatal de VIH-sida. Siempre con el doble activismo de los derechos LGTB y de respuesta al VIH-sida porque soy de una generación marcada por la crisis más fuerte en el VIH. El matrimonio se empieza a pelear, precisamente, por la crisis del sida, porque parejas de muchos años, uno fallecía y la familia le rechazaba. Aquí en València a un chico cuando volvió del entierro de su pareja, le habían cambiado la cerradura. Podían hacerlo porque no eras nada.

P Forzó hasta una ´no boda´ para reclamarlo.

PFue en 2003. Los partidos de izquierda habían llevado al Congreso propuestas pero la mayoría absoluta de Aznar lo había tumbado y decidimos abrir el frente judicial. Dos parejas de madrileños, Pedro Zerolo y Jesu (Jesús Santos); Beatriz Gimeno y Boti García y Miguel Ángel y yo nos presentamos el mismo día a la misma hora, nosotros en València y ellos en Madrid, en el registro a pedir que nos casasen. Nunca he visto tanta cámara en mi vida. No conseguimos ganar la batalla judicial con esa acción pero sí la mediática porque entró en la agenda de medios de comunicación y de los políticos.

P ¿Es casualidad que esta acción fuera en Madrid y en València?

PNo fue una casualidad. València ha sido tanto en la respuesta al VIH y sida, como en el movimiento LGTB quien ha tirado del carro de las reivindicaciones. La federación LGTB, que fue la que consiguió el matrimonio homosexual, empezó a moverse gracias a activistas de Lambda y de Cogam de Madrid y Cesida se funda por una propuesta de Calcsicova. Su primera presidenta fue Mª José Fuster, de Benidorm, que hoy en día es un referente.

P Su generación estuvo marcada por el sida pero ¿qué sabe hoy un chaval de 18 años del sida?

P Tú me dices un chaval y yo te diría un chaval gay o bisexual porque ahora mismo en España o en la C. Valenciana no hay una pandemia de VIH, pero en el colectivo gay, bisexual y transexual sí que la hay. Después de tantos años de lucha y de haber sido los abanderados porque éramos los más afectados, seguimos siendo la población más afectada. Es curioso, la gente joven tiene la percepción de que esta pandemia ya no es de su generación, pertenece al pasado. Hay que trabajar mucho y la raíz tiene que ser la educación sexual.

P ¿Cree que haría falta recuperar la campaña y/o el espíritu del ´Póntelo, pónselo´?

PEsa ha sido la gran campaña que se ha hecho en este país. Por primera y última vez diría yo, el Ministerio de Sanidad hizo una campaña que llegó a la población. Ahora, sin embargo, nos ha recortado un 70 % a las organizaciones sociales que estamos haciendo prevención con las poblaciones más vulnerables. Estamos hablando de una pandemia en un sector de la población y la respuesta es ridícula.

P ¿Cree que el hecho de que la enfermedad se convirtiera en crónica tuvo esa contrapartida de que la gente o el Estado se relajara?

PMe gusta que hayas mencionado a la administración... porque quien está fallando es el Estado, las comunidades autónomas y los municipios. La ciencia ha seguido avanzando, ahora ya hablamos de la erradicación del VIH y no está habiendo una apuesta para que España llegue puntual a la cita del 2030. Pertenezco a una generación de activistas muy afortunada porque he conseguido la igualdad legal y voy a ver la erradicación del VIH pero para eso hace falta un mayor esfuerzo de todas las administraciones. La gente diagnosticada con VIH ya se le pone en tratamiento, consiguen la carga viral indetectable y con esa carga aunque tengan relaciones sin preservativo ya no transmite. Eso ha supuesto el mayor coste económico y ya lo tenemos. Ahora falta conseguir diagnosticar a la mayoría de la población, especialmente donde la carga viral comunitaria es muy alta y dar tratamiento y poner en marcha nuevas estrategias de prevención. El preservativo llega, pero hay un sector de la población que ya está demostrado que no lo utiliza y es a ellos donde se debería aplicar la profilaxis preexposición (PrEP).

P ¿En qué consiste?

P Es tomar tratamiento antirretroviral para no contagiarse antes de tener relaciones sexuales para aquellas personas que ya sabemos que no están utilizando el preservativo. Hay que dar una respuesta y esto está siendo un éxito. En España hasta hace bien poco era un 25 % las personas que tenían VIH y no lo sabían, ahora se habla de un 18%. La prueba es fundamental, pero también las estrategias preventivas.

P ¿Quién decide no usar el preservativo?

P Un sector de los hombres que tienen sexo con hombres, gays y bisexuales, personas heterosexuales con múltiples parejas... usuarios de drogas por vía parenteral (aunque son más minoritarios) y trabajadores sexuales.

P ¿Y son receptivos a esta otra profilaxis?

P Sí, en España la gente ya se toma la PrEP pero se le llama salvaje, porque la puedes comprar en Internet.

P Qué miedo da eso de comprar medicamentos por Internet.

R Sí, da miedo pero en España vamos por detrás. La realidad es que hay una pandemia y la PrEP está demostrado que funciona y en términos de coste-efectividad compensa. No nos pongamos a moralizar sobre si utilizan o no el preservativo. Incluso en términos económicos a cualquier Estado le interesa más invertir en prevención que en tratamiento. Pediría a la Conselleria de Sanidad que apueste por ello.

P ¿Y que lo asuma como ha hecho con la hepatitis C?

R Que se haga ya. Exigimos a todas las administraciones que se pongan las pilas con la PrEP, porque ya no solo hay estudios que demuestran su eficacia, es que en Estados Unidos se está aplicando y en ciudades como San Francisco, con alta proporción de VIH, los nuevos diagnósticos han bajado de manera muy considerable. Si además le añades que tienes gente tomando la PrEP salvaje, que supone un gran peligro...

P La vacuna contra el VIH sigue en investigación. ¿Siguen apostando por ella?

R Hay que ir a por todas con la vacuna pero ahora mismo ya tenemos algo que es eficaz, vamos a ir a la PREP. Una persona en tratamiento ni avanza en él la enfermedad ni puede transmitir el virus. El virus está ya en un reservorio y hay que llegar y eliminarlo. Soy muy optimista. Vamos a ver el final del sida.

P Lambda acaba de lanzar una campaña para promover que se hagan la prueba del VIH. El objetivo es acabar con los "seronolosé", como usted les llama. Estas campañas van dirigidas solo a la población homosexual o a todos?

R He acuñado el término, son aquellos que ahora están transmitiendo el VIH porque no saben que lo tienen. Al primer colectivo al que se tiene que llegar es al que tiene la carga viral comunitaria más alta y ahora quien tiene más posibilidades de transmisión es el colectivo de hombres que tienen relaciones con hombres, por lo tanto ese el colectivo prioritario. Luego también está el inmigrante que se infecta mayoritariamente aquí, y luego tenemos las mujeres, que es donde más casos de diagnósticos tardíos encontramos.

P ¿Por aquello de que tengo una pareja estable y a mí nunca me puede pasar?

R Efectivamente, por eso digo que se tiene una especial atención a nuestro colectivo pero el virus no entiende de población por tanto todos deberían de hacerse la prueba del VIH, al menos una vez en la vida o que se pida cuando se hace una analítica, a todos, igual que se pide el colesterol o el ácido úrico. En nuestra población el colectivo prioritario serían los gays y bisexuales o los hombres que tienen sexo con hombres (HSH). Utilizo esa terminología por los estudios epidemiológicos pero no me gusta nada...

P ¿Por qué?

R Se utiliza porque hay hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres pero no se identifican ni como gays ni como bisexuales. Tengo un amigo que trabaja en una sauna gay de València y me dice que los domingos por la tarde hay hombres que se supone que están en el fútbol y están allí. No son muchos pero los hay. HSH me suena a un champú... Toda la vida para que se nos reconozca nuestra identidad y terminamos utilizando esta terminología, que es demasiado aséptica. Por eso no me gusta.

P Se ha avanzado en la visibilización del colectivo LGTB pero parece que no se ha avanzado tanto para los seropositivos.

RSi me tuviesen que decir que explicase en una frase la historia del VIH diría que está siendo un éxito en lo científico y un fracaso en lo social. Hemos avanzado pero los datos nos siguen diciendo que se sigue discriminando a las personas con VIH. Hay una vara de medir maravillosa para saber si una población está discriminada o no y es la visibilidad. Es muy difícil encontrar personas con VIH que sean visibles. Esto es porque hay una discriminación terrible.

P Si ya es difícil que reconozca su homosexualidad un político, que salga un seropositivo ...

R Pues es la mejor herramienta. Lo más político que podemos hacer las personas LGTB es ser visibles: te ayuda a transformar el mundo y te ayuda a crecer. También se discrimina a las personas con VIH desde la administración: No pueden acceder a los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado, a bomberos; en Madrid y Tenerife a ser taxistas...

P ¿Qué tienen que ver los taxis?

R Porque el VIH -y esta es otra de las peleas- está considerada como enfermedad infectocontagiosa y nosotros decimos que debe ser infectotransmisible. El VIH no se contagia, eso lo hace la gripe. Para que haya transmisión debe haber una relación sexual, un intercambio de jeringuillas... y eso no pasa cuando coges un taxi. Trabajamos para cambiar esa estupidez.

P ¿Más difícil de conseguirlo en los cuerpos de seguridad?

R Sí. El argumento es que un bombero o un policía puede verse en situaciones donde sea más fácil la transmisión pero es que las personas con VIH no lo transmiten porque están en tratamiento. Serán en todo caso los «seronolosé» y a estas personas no se les impide acceder.

Compartir el artículo

stats