Tormentas de intensidad muy fuerte acompañadas de granizo y vientos fuertes que han recorrido de sur a norte la Comunitat Valenciana han causando desbordamientos del río Segura en la zona de la Vega Baja y anegando urbanizaciones en varias localidades de la región, que este sábado permanece en alerta amarilla.

Relacionadas

Las obras para reconstruir la mota del Segura continúan para evitar que el río siga vertiendo agua y revertir la situación de aislamiento que vive la localidad en estos momentos. Hasta el lugar se ha desplazado el presidente del Consell, Ximo Puig para interesarse

Las calles de Dolores, totalmente inundadas

El río Segura ha sufrido nuevos desbordamientos en municipios de la Vega Baja y ha anegado urbanizaciones y algunas zonas de los a cascos urbanos en Orihuela, Dolores, Catral, Rojales, Almoradí, San Isidro, Daya Nueva y Daya Vieja, según Emergencias de la Generalitat.

8

El río Segura sufre nuevos desbordamientos e inunda municipios

Almoradí ha quedado aislada tras verse bloqueados todos sus accesos por una rotura en la mota del río Segura que los ha anegado. La UME se ha desplegado en el municipio, y se han pedido refuerzos de maquinaria pesada a la Generalitat, ya que el río ha llegado a evacuar 50 metros cúbicos de agua por segundo.

Desde la noche del viernes, la Confederación Hidrográfica del Segura está trabajando en arreglar esta rotura, que provocó ya inundaciones en la jornada de ayer.

No obstante, la situación se ha agravado durante la noche debido a las lluvias que han caído en la zona en torno a las 05.00 horas, y que han dejado en torno a 20 litros por metro cuadrado, según ha indicado el 112. La Asociación Valenciana de Meteorología (Avamet) ha registrado 25,4 litros en la localidad vecina de Rafal; 21,6 en Catral y 19,4 en la pedanía oriolana de San Bartolomé.

En torno a las 05.20 horas, el Ayuntamiento ha solicitado a la Generalitat maquinaria pesada o explosivos, ya que la rotura de la mota ha hecho que el río evacuara 50 metros cúbicos de agua por segundo.

Por la mañana, en el consistorio se ha mantenido una reunión del equipo de gobierno local con representantes de emergencias, y han emitido un comunicado: "La urgencia es atender a las personas que están trabajando en la rotura del río. La lluvia han vuelto a complicar la situación mucho. Las cisternas de agua no pueden acceder".

Por ello, han pedido "comprensión y tranquilidad" y han recordado que los servicios básicos, como la recogida de basuras, no funcionan, por lo que han pedido a la población que no saquen sus bolsas. Asimismo, han indicado que están trabajando con la UME en recuperar el abastecimiento de agua. En Almoradí ya hubo cortes ayer debido a la crecida del río.