Han tenido que pasar más de cinco semanas de pandemia para que las cifras de personas contagiadas, hospitalizadas y curadas empiecen a dar un respiro en la Comunitat Valenciana. Ayer fue el primer día en que se pasó la barrera psicológica en la que el número de personas recuperadas superaba al de fallecidas: 592 frente a 511 después de que las altas experimentaran otro subidón de un 37 % en 24 horas.

En el resto del país hacía tiempo que los recuperados eran muchos más que los fallecidos y, de hecho, hay tres curados por cada persona que ha muerto por coronavirus aunque en la Comunitat este «vuelco» estaba tardando en llegar. Ahora, en dos días se han dado 352 altas cuando, desde el 25 de febrero solo se habían contabilizado 240.

Esa es la cara. La cruz volvió a estar en la cifra de fallecidos que es ahora la que crece exponencialmente día a día: del miércoles tarde al jueves por la tarde sucumbieron por la enfermedad covid-19, 68 personas, la mayor cifra registrada hasta ahora. Es un aumento del 15 % en solo 24 horas. Y subiendo.

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, prefirió, sin embargo, centrarse ayer en las buenas noticias y, de hecho, fue el segundo día consecutivo en que optó por abrir su comparecencia diaria ante los medios poniendo por delante la cifra de altas, 160 en 24 horas, recordando que el global ya superaba a los fallecidos.

Y lo hizo en un intento por reforzar esa sensación de que la pandemia se está estabilizando y, pese a las muertes, se está ganando terreno al coronavirus en los hospitales. Sin dar todavía fechas de bajada de nuevos contagios -ayer hubo otros 316, un 18 % menos que el día anterior- la consellera sí reconoció que estábamos en una fase de «meseta», con datos estabilizados ya que el ritmo de ingresos y de ocupación de camas está estable «y no está creciendo exponencialmente». Precisamente ayer, y también por segundo día consecutivo, bajaron las personas ingresadas en hospitales: 2.064, 125 personas menos que un día antes.

Con todo, «aún no sabemos la evolución si irá al alza o se estancará», aseguró la consellera por lo que pidió, «por favor, que nadie baje la guardia» ahora sin querer entrar en si debía recomendarse o no ampliar el confinamiento otros quince días más como parece que se va a aprobar por parte del Gobierno central.

386 personas en las UCI

Mientras suben las altas y se estabilizan los ingresos, sigue preocupando el número de pacientes graves que van a necesitar en los próximos días cuidados intensivos, sobre todo después de que los expertos hayan advertido de que esta curva aún crecerá durante los próximos días, así como la de fallecidos.

Los expertos llevan días anunciando que estas dos curvan aún han de crecer ya que, según se está viendo, la enfermedad progresa durante al menos una semana antes de complicarse de forma grave y, una vez en la UCI, estos ingresos pueden alargarse por 15 o 20 días lo que genera un efecto acumulativo. El equipo de investigación matemática MUNQU de la Universitat Politècnica de València ha previsto que este pico se dé el próximo día 8 con 450 pacientes críticos, 64 más de los que había a día de ayer: 386, con una subida del 1,84 % en 24 horas, la menor de la última semana.

Según Barceló, las UCI de los hospitales aún tienen pulmón y ayer, en cifras globales se estaba a un 67,45 % de ocupación con 276 camas libres entre todos los hospitales ya que desde la administración no están dando los datos sectorizados de ocupación ni por hospitales públicos o privados que, por otra parte, ya están recibiendo a pacientes covid-19 y no solo a urgencias de otras patologías. La consellera solo reconoció que todas estas tienen respirador y que hay capacidad para seguir creciendo en camas UCI «en algunos hospitales, en otros no» pero que, para ello se estaba a la espera de los que aún tenían que llegar por la compra propia realizada por el Consell y por la hecha por el gobierno. A la pregunta de si habrá suficientes para crecer lo necesario, Barceló aseguró que habría bastantes y lanzó un mensaje de tranquilidad. «Siendo muy prudentes, creemos que con las camas libres actuales y los respiradores que vamos a recibir tenemos suficientes y se puede mandar un mensaje de tranquilidad dentro de esa tensa calma», dijo.

Respiradores veterinarios

Para seguir asegurando material si llegara a ser necesario, el Consell ha aceptado el ofrecimiento que ya a mediados de marzo hicieron desde el Consell Valencià de Col.legis Veterinaris (CVCV) para ceder sus equipos de respiración. Sanidad les ha enviado una cara pidiéndoles la cesión de respiradores que, en principio, sí pueden ser usados en humanos.

Las clínicas y hospitales veterinarios de toda la Comunitat Valenciana y que en principio siguen abiertos y trabajando por ser servicio esencial han hecho un listado y podrían ceder a través de contrato hasta 50 aparatos: 29 respiradores automáticos y equipos de oxígeno, 18 capnógrafos (para medir la concentración de CO2) y pulsómetros (para la frecuencia cardíaca); un aparato de Rayos X, una reveladora digital y un ecógrafo. En total, 50 equipos que se recibirán y evaluarán en el Hospital La Fe de València y en el Hospital General de Alicante.

Fármacos en casa en 24-48 horas

Las personas en aislamiento o que sean de riesgo ante la covid-19 podrán llamar al teléfono 900 36 22 36 o escribir al correo medicamentsadomicili@gva.es para pedir que les envíen los fármacos a domicilio. En principio, y según concretó ayer la consellera Ana Barceló, será la farmacia más cercana la que llevará los medicamentos en 24 o 48 horas, en horario laboral, pero el presidente del colegio oficial valenciano, Jaime Giner, explicó que se intentaría también considerar las preferencias de los pacientes en cuanto a oficina de farmacia.