Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alumnado de Medicina advierte de que será la generación peor formada

Muestran su preocupación por la suspensión de la mayoría de prácticas en hospitales y piden más financiación para que las universidades lo compensen

Un grupo de estudiantes de Medicina en una de las pasadas movilizaciones de los MIR. | LEVANTE-EMV

Un grupo de estudiantes de Medicina en una de las pasadas movilizaciones de los MIR. | LEVANTE-EMV

Los estudiantes de Medicina muestran su disgusto por la suspensión de sus prácticas en hospitales en la Comunitat Valenciana por tercera vez este año, y segunda en menos de un mes, una medida preventiva que la Conselleria de Sanidad anunció el miércoles y hará efectiva en los próximos días.

Así lo transmite Jesús Andicoberry, coordinador de la Comunitat Valenciana del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), quien asegura que los estudiantes entienden «la decisión que toma la conselleria porque la situación sanitaria es grave y no somos imprescindibles en la práctica hospitalarias» pero reconoce que este hecho «apena» y tiene graves consecuencias en la formación del alumnado afectado, principalmente de Medicina y Enfermería (2.400 estudiantes solo en la Universitat de València), pero también de otros grados relacionados con las Ciencias de la Salud, como Fisioterapia u Odontología.

Es por esto que, a pesar de considerar que las prácticas en hospitales son insustituibles y de gran valor para su formación, piden que las universidades tomen medidas extraordinarias para intentar paliar las consecuencias.

Cabe tener en cuenta que la suspensión de las prácticas «hasta nuevo aviso» —para proteger a jóvenes y pacientes y por la creciente presión hospitalaria— tiene una excepción, la de los estudiantes de último curso de carrera y máster, que sí podrán realizarlas. «Nos parece correcto que se mantengan en 6º porque de 60 créditos, 54 son prácticas y deben tener prioridad», apunta Andicoberry, que cursa 4º de Medicina en la UV, donde también es miembro de la Delegación de Alumnos de Medicina (DAM).

No obstante, la suya es una carrera particular y, a diferencia de otros estudios, las prácticas externas se dan en cuatro cursos (de 3º a 6º), ya que los estudiantes deben pasar por diferentes especialidades antes de graduarse. Estas «rotaciones» por los servicios es lo que la pandemia ha interrumpido y el alumnado considera «básico» para su futuro profesional más inmediato. «Entre lo perdido el curso pasado y este, seremos la generación de médicos menos y peor formados», resume el representante de los futuros profesionales sanitarios en la Comunitat. «Si no se nos blindan prácticas de calidad, en año y medio estaremos firmando contratos sin haber pisado un hospital», lamenta y como muestra de ello apunta a la decisión del ministerio de contratar médicos titulados sin haber realizado el MIR.

Reclaman alternativas

Para evitar, en la medida de lo posible este agujero en su formación, los estudiantes piden que las facultades busquen alternativas docentes, ya que consideran poco probable su reincorporación a los hospitales. «Nunca se podrá suplir la carencia de la formación clínica porque lo que enseña un paciente no lo puede sustituir un profesor o un Power Point, pero hacen falta medidas excepcionales, como plataformas de simulación, que es lo más cercano a una práctica clínica sin estar en un hospital», detalla Andicoberry. Por eso, reclaman «fondos extraordinarios para las facultades».

Asimismo, también consideran que es necesario replantear el sistema de prácticas, «que ya llevan años saturadas y ahora se ha visto el verdadero fallo». «Si antes ya era difícil explorar un paciente entre tres, ahora más», expone.

Por otro lado, los estudiantes también solicitan «comunicación activa» con el Consell, « porque no se nos ha tenido en cuenta ni informado en ningún momento; estamos disponibles y les ofrecemos nuestro contacto».

Desde la Conselleria de Universidades aseguran que se reunirán «en breve» con las instituciones académicas para tratar esta situación.

«No se nosprepara paraalertas sanitarias»

La carrera de Medicina dura seis cursos pero los estudiantes echan en falta más formación en Salud Pública. Así lo considera Jesús Andicoberry, coordinador de la Comunitat Valenciana del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), quien explica que, para conocer realmente esta especialidad, se debe acceder al MIR concreto. «Ante una situación como la actual y en un futuro en el que tendremos que lidiar con más virus como el SARS, no nos están formando realmente en adquirir competencias sobre estas alerta sanitarias y deberíamos estar aprendiendo», considera. «Se mencionan las pandemias a nivel de virología o microbiología, pero no se nos forma en habilidades de Salud Pública; no nos hacen talleres de entubación ni nos enseñan a hacer PCR», lamenta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats