Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«El pueblo saharaui ha sido paciente pero ya no espera, luchamos por la libertad»

El rapero Yslem, que nació en un campo de refugiados, actúa en València en el marco de la marcha que saldrá el próximo 2 de junio a pie hacia Madrid

El rapero Yslem, Hijo del Desierto, ayer en València. | FERNANDO BUSTAMANTE

El rapero Yslem, Hijo del Desierto, ayer en València. | FERNANDO BUSTAMANTE

Yslem, Hijo del Desierto, (nombre artístico) nació en un campamento de refugiados saharauis en Argelia hace casi 33 años pero a los 13 años se quedó en España tras venir varias veces en el programa Vacaciones en Paz. Concretamente en Galicia, y allí ha crecido con su familia de acogida. Ahora vive en Ciudad Real. Yslem es rapero. Con su voz relata la lucha de su pueblo por la libertad y el derecho a la autodeterminación. Un pueblo que desde noviembre está en guerra, después de que Marruecos rompiera el alto al fuego que mantenía con el Frente Polisario desde 1991, en un ataque consumado en el paso fronterizo de Guerguerat una zona «no militarizada, de encuentro entre territorios ocupados y libres».

A raíz de ese episodio se alzó el movimiento «Marcha por la libertad del Pueblo Saharaui», una iniciativa en apoyo a la República Árabe Saharaui Democrática que comenzará (en su recorrido este) en València el 2 de junio y atravesará decenas de municipios hasta llegar a Madrid el 18 de junio, donde convergerán todos los grupos de apoyo de la península para entregar al Gobierno el manifiesto y exigir firmeza en la defensa del derecho a la libertad del pueblo saharaui.

Se unirán en un grito unánime de un pueblo que todavía no ha culminado el proceso de descolonización de España (fue provincia española y nuestro país sigue siendo potencia administradora) y está «ocupado por Marruecos de forma ilegítima desde que en el 1975, el rey Juan Carlos nos dejara a nuestra suerte». Habla Yslem, quien recibe a Levante-EMV en València. Ha venido para dar apoyo a la marcha. Y hoy, dentro de la programación de la marcha, dará un concierto en el barrio de Benimaclet.

Yslem denuncia la ocupación de Marruecos y la inacción del Estado español, que opina «tendría que liderar el fin de la colonización y ser parte activa en la liberación». Así, también rechaza el «expolio de los recursos naturales y la violación de derechos humanos contra los saharauis».

Moneda de cambio

Tras más de cuarenta años pidiendo un referéndum de autodeterminación— que firmaron tanto Marruecos como España— para «que el pueblo sea libre y decida su destino» y, según añade el artista, «haber sido moneda de cambio en las relaciones de Marruecos con España», el Frente Polisario ha dicho basta en un ataque que ha sido la gota que ha colmado el vaso.

«El pueblo ya no espera, es morir o vencer, no seguiremos muriendo en vida», relata. La guerra, «es lo peor, pero tras décadas sin ningún avance político, ahora luchamos nosotros», dice. «El primer muro que nos han puesto es el muro de la desinformación», apunta, y denuncia la campaña contra los saharauis orquestada por Marruecos.

Para luchar contra eso, Yslem escribe canciones y prepara un nuevo disco que, aunque todavía no tiene fecha de salida, pues «nunca se sabe que puede pasar, quizás me voy al frente», llevará por nombre «Liberación desde la diáspora». Un trabajo en el que contará de inicio a fin el conflicto de ocupación en el ámbito social, cultura y bélico que sufre un pueblo que ve «por primera vez en mucho tiempo, una mínima esperanza de poder ser libre».

Compartir el artículo

stats