Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Micó liderará Més con un discurso social y un bloque en contra del 36%

El sector crítico se agarra al impacto emocional del cambio de nombre

Àgueda Micó, en el centro, junto a miembros de la ejecutiva, ayer, en la clausura del congreso que ha cambiado el Bloc por Més. | EFE

Àgueda Micó, en el centro, junto a miembros de la ejecutiva, ayer, en la clausura del congreso que ha cambiado el Bloc por Més. | EFE

Àgueda Micó liderará con el 61,7% de apoyos el nuevo Més-Compromís, el antiguo Bloc, que nace del congreso del fin de semana y que tendrá en la nueva etapa un discurso más social y menos identitario. Lo hará con una ejecutiva de 45 integrantes en la que figuran los principales referentes del partido en las instituciones.

Pero tendrá que hacerlo también con un bloque crítico interno nada desdeñable, del 36,7%, que se agarra sobre todo al impacto emocional que ha supuesto en buena parte de la militancia el cambio de nombre. Un sector, el de la candidatura del alcalde de Bellreguard, Àlex Ruiz, que no está dispuesto a sacrificar las esencias identitarias que hacían reconocible al Bloc, una resistencia en la que muchos ven también un choque generacional.

Aún así, el congreso refuerza internamente a Micó que tras el fiasco que supuso la ejecutiva de integración de hace cinco años dispondrá ahora de una renovada dirección hecha a su medida, que comparte desde el primer momento las nuevas posiciones ideológicas y que ha visto la necesidad de abordar una refundación del valencianismo para fortalecer el proyecto y de paso la coalición Compromís. Y también sale reforzado el conseller de Educación, Vicent Marzà, que, al contrario que Micó, apenas recibe votos en contra a su ponencia política, que era la clave de la reformulación del proyecto valencianista y que actualiza el concepto de soberanismo hacia una visión más social, de empoderamiento de las personas y que también está vinculada a una mayor exigencia de autogobierno, pero que pretende, sobre todo, ensanchar la base del partido hacia un público más amplio, proveniente de espacios donde el nacionalismo identitario que representaba siempre le habían dado la espalda.

El congreso también eligió 56 miembros del Consell Nacional, la Comisión de Cuentas y la de Garantías Estatutarias. Y en la clausura participaron representantes de la Alianza Libre Europea, Eusko Alkartasuna, Més per Mallorca, Chunta Aragonesista y el líder de Más Madrid, Iñigo Errejón; además de dirigentes de los partidos del Botànic, Manolo Mata y Jose Muñoz (PSPV), Pilar Lima (Podem) y Rosa Pérez (EUPV).

Compartir el artículo

stats