La playa del Faro de Cullera, cerrada al baño J. J. Iranzo

La Consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha realizado un análisis del agua de la playa del Faro de Cullera. Los resultados obtenidos muestran que el agua presenta un alto nivel de enterococos de origen residual. Por esta razón, el Ayuntamiento de Cullera ha prohibido el baño en la playa del Faro de manera temporal.

Aigües de Cullera, que es la empresa dedicada a la gestión del ciclo integral del agua en el municipio, está tratando de averiguar cuál es el motivo del actual estado del agua de la playa y, en el caso de que lo hubiera generado cualquier tipo de negligencia, el Ayuntamiento de la localidad asegura que "se actuará con contundencia".

Por suerte, el vertido de enterococos de origen residual está localizado en un punto muy concreto de la playa del Faro, por lo que el agua del resto de playas de Cullera se encuentra en perfecto estado.

En cuanto mejore la calidad del agua de la playa del Faro, el Ayuntamiento de Cullera volverá a permitir el baño.