Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 120 municipios abandonan el nivel de riesgo extremo en 10 días

Los hospitalizados bajan de 500 por primera vez en un mes

Realización de una prueba PCR para detectar la covid-19. | JAVIER BOLAÑOS

Realización de una prueba PCR para detectar la covid-19. | JAVIER BOLAÑOS

La circulación del coronavirus está empezando a controlarse cada vez en más territorios. Así, la bajada de nuevos positivos de los últimos días ha hecho posible que solo uno de cada tres pueblos valencianos estén a día de hoy en nivel de riesgo extremo si tenemos en cuenta la incidencia de casos (250 por cada 100.000 habitantes a 14 días) mientras que el 70 % de los municipios valencianos está ya por debajo de ese límite.

El avance de los terrenos con un nivel de pandemia más controlada es continuo y solo en los últimos 10 días han podido salir de esta lista negra de una incidencia por encima de los 250 casos 126 municipios valencianos.

Según los últimos datos de positivos por municipios facilitados ayer por la Conselleria de Sanidad, 162 poblaciones están por encima de este límite mientras que 53 lo doblan. Sobre el mapa, la mayor incidencia del coronavirus se sigue viendo en la provincia de Alicante —hacia donde se había desplazado la ola tras iniciarse en València y su área metropolitana— y, sobre todo, en los municipios costeros de Alicante y Castelló, donde pese a las medidas de restricción como el toque de queda está siendo más difícil de contener los nuevos positivos de forma rápida. Con todo, hay que tener en cuenta la «trampa» de estos municipios de litoral ya que recogen a mucha más población en verano pero la cantidad de positivos se sigue enfrentando a la población «oficial» y no a la «real», lo que aumenta este parámetro de forma artificial.

Los nuevos contagios notificados desde el martes al jueves fueron 3.016, la mitad de los confirmados en los mismos días de la semana pasada. València es la que más registra, 372, muy lejos de los 1.100 de hace dos semanas y, de hecho, su incidencia acumulada roza ya el nivel de los 250 casos por 100.000 habitantes y se queda en 253. Esta bajada en los contagios se refleja en la bajada de la incidencia de los municipios y, en consecuencia, la genérica de la Comunitat Valenciana que el jueves se situaba en 295 casos, más cerca del nivel de los 250 casos por 100.000 habitantes que marca la frontera entre el nivel de riesgo extremo y el alto.

Los datos diarios de ayer siguieron esta línea con 1.119 positivos registrados, un 22 % menos que el viernes de la semana pasada. La lista de fallecidos se eleva hasta los 7.618 al sumar otros 5 decesos en los últimos siete días y baja por primera vez de 500 el volumen de pacientes covid en hospital, 475 ayer, 84 de ellos en UCI. Es la primera vez desde mediados del mes de julio cuando se estaba llegando al pico de la curva, que dejó un máximo de 731 hospitalizados en esta cuarta ola, muchos menos de los que se podría haber esperado teniendo en cuenta el nivel de positivos gracias al avance de la campaña de vacunación.

105 días para una operación

La ola joven no ha llegado a colapsar los hospitales como en anteriores oleadas pero, al coincidir con las vacaciones del personal sanitario, sí ha tenido un impacto en la dinámica de los centros. Esta es una de las explicaciones, aportadas ayer por la Conselleria de Sanidad, para explicar el repunte de siete días en la lista de espera para operarse en la Comunitat Valenciana. Así, los pacientes en lista debían de esperar en julio 105 días de media para entrar a quirófano, siete más que en junio. Según Sanidad, la nueva ola de hospitalizados y también la bajada de intervenciones por las vacaciones están detrás de este repunte al haberse desprogramado operaciones, tanto programadas como las que se hacen en horario de tarde. En años anteriores prepandemia, los meses de verano desestabilizaban el avance conseguidos en otros meses.

De esta forma, en julio 60.042 pacientes estaban en lista de espera, casi 2.000 más que el mes anterior. La lista vuelve así a niveles de mayo y ocho días por encima de marzo de 2020, justo antes de que empezara la pandemia.

Compartir el artículo

stats