Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los intensivistas asumen que "siempre convivirán" con pacientes covid en UCI

Los pacientes graves vuelven a subir y se concentran en Alicante

Imagen de archivo de la UCI del H. General con pacientes covid-19. | GERMÁN CABALLERO

«Hay que aprender a convivir en las UCI con la covid-19 como una patología más. Ha venido para quedarse». Los intensivistas de los hospitales valencianos lo tienen cada día más claro: en las anteriores oleadas de la pandemia, el volumen de pacientes de coronavirus graves en UCI ha podido bajar a niveles mínimos pero, ahora, sin medidas severas como un confinamiento, estos no van a dejar de aparecer por las unidades de críticos pese a que se haya generalizado la vacunación.

Es el pensamiento que ha verbalizado la presidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina Intensiva y jefa de la UCI del Hospital Clínico, Marisa Blanco, y que comparte con sus compañeros. «Podemos bajar a cifras algo menores pero no a cero. Siempre vamos a tener un remanente de pacientes covid, vamos a tener que convivir con ello», asegura.

Y razona el por qué. Según Blasco, la falta de medidas severas y la decisión de no hacer obligatoria la vacunación va a dejar un porcentaje de población susceptible de enfermar gravemente porque el perfil mayoritario de los que ingresan en las UCI por la covid-19 sigue siendo el de los que no están convenientemente inmunizados. «Además del porcentaje mínimo de ‘fallo’ de las vacunas, vamos a seguir teniendo a personas sin vacunar por decisión propia y personas que vengan de otros países con otras coberturas vacunales», adelanta la experta. Será entre estos tres colectivos, entre los que sigan apareciendo enfermos covid de gravedad.

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, actualizó el dato la semana pasada: ocho de cada diez ingresados en la UCI en los hospitales valencianos no tenían la pauta completa. «Ahí se ha demostrado totalmente la protección que nos ha dado la vacuna», insiste Blasco que apunta a la celebración de la atípicas Fallas 2021 como una «prueba de fuego» de la cobertura vacunal. «Entendemos que habrá un pequeño repunte pero todo está por ver», apunta.

Repunte de ingresos

Y es que las UCI no terminan de vaciarse pese a que el pico de contagios se dio hace ya cuatro semanas. El volumen máximo de pacientes en UCI ha llegado a 113 —el lunes 2 de agosto—. Desde entonces, la evolución, al igual que la de ingresados ha sido de bajada, pero la semana pasada la reducción de casos se estancó y ayer lunes, como todos los inicios de semana, la cifra volvió a subir: de los 93 ingresados el viernes a los 104 de ayer. «Están entrando más pacientes de los que salen, ya sea curados o porque, por desgracia, no pueden superarlo», explica la especialista que apunta a que el nuevo cambio de tendencia entre la edad de los pacientes puede dar una explicación al fenómeno. La quinta ola dejó a principios de verano a muchos jóvenes en la UCI «que estaban menos tiempo ingresados», ahora vuelven a ser los más mayores los que entran y estos tienen estancias más largas: «Muchas personas de más de 50 y de 60 que no han querido vacunarse», explica Blasco. Con todo, el volumen actual de pacientes no está colapsando las unidades de intensivos. En cifras globales, la C. Valenciana está ocupando el 14,30% de todas las camas que hay instaladas y que se podrían instalar aunque, ahora, la peor parte se la están llevando las unidades de Alicante, con una ocupación UCI del 18,2 % frente al 10,6 de Valencia.

Compartir el artículo

stats