Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las universidades recuperan todas las clases presenciales

La distancia en las aulas se respetará «lo máximo posible», si bien ya no aparecen los 1,5 metros de separación interpersonal en los protocolos

Un grupo de universitarios, junto a los letreros luminosos que recuerdan las medidas anticovid en el campus de Vera de la UPV. | F.CALABUIG

Un grupo de universitarios, junto a los letreros luminosos que recuerdan las medidas anticovid en el campus de Vera de la UPV. | F.CALABUIG

Los campus universitarios vivirán estos días unas estampas que no se veían desde septiembre de 2019, si bien las mascarillas y algún que otro cartel recordarán que (¿aún?) no estamos en la ansiada vieja normalidad. Las universidades valencianas y la Conselleria de Innovación han acordado que en los campus se retome la presencialidad al 100 %, siguiendo también la línea marcada por el Ministerio de Universidades. De esta manera, quedan atrás las clases telemáticas y el sistema híbrido que en la mayoría de casos se implantó el curso pasado, con turnos para ir a clase y lecciones virtuales.

Así, según lo acordado, el curso académico comienza con modalidad presencial y las medidas generales ya conocidas: uso obligatorio de la mascarilla (mejor FFP2) dentro de las facultades y escuelas; entradas y salidas escalonadas; y sin aglomeraciones en los pasillos. De mismo modo, hay que mantener la desinfección de manos, así como la ventilación de los espacios cerrados y, como es evidente, no acudir con síntomas a clase. Eso sí, previsiblemente, la recuperación de todas las clases presenciales comportará un mayor aforo en las aulas. Si bien, el ministerio apunta que, de forma general, se debería respetar al menos el 1,2 m de distancia interpersonal, las universidades valencianos no lo reflejan así en sus protocolos en los que, si hay alguna mención, esta se refiere a respetar «la máxima distancia posible». Todo apunta a que eso será más fácil de ver en las titulaciones con grupos más pequeños, pero no aquellos grados con un gran número de matriculados.

A la hora de recuperar la presencialidad, las universidades y la conselleria explican en un breve comunicado lque habían influido la evolución epidemiológica; la experiencia en la gestión del curso anterior; y el aumento de la vacunación, pues tanto el profesorado como los estudiantes ya cuentan con las dos dosis administradas si no se han negado a recibirlas.

La Universitat Politècnica de València (UPV) inicia formalmente las clases el miércoles y mantendrá en las aulas «la distancia de seguridad máxima posible». Además, evitará que una misma clase se comparta por más de un grupo en una misma jornada o turno (mañanas y tardes); y primará los grupos pequeños en los laboratorios y talleres. Asimismo, instalará dispositivos de control de CO2 en espacios compartidos. Su rector, José Capilla, ha pedido que se respeten «con el máximo celo los protocolos vigentes» y ha lanzado un llamamiento a vacunarse a quien aún no lo haya hecho.

Por su parte, la Universitat de València (UV) retoma hoy su actividad docente, también con todas las clases presenciales y, en el caso de las tutorías, el 50 %, por lo que el profesorado atenderá el resto de atenciones al alumnado de manera online.

Cabe recordar que la UV fue la primera universidad en contar con un sistema de monitorización a tiempo real de la calidad del aire de sus edificios, al instalar más de 1.300 sensores que ya funcionaron el curso pasado y se mantienen en 2021-22.

Un compromiso con los alumnos

La rectora de la UV, Mavi Mestre, recuerda que devolver la presencialidad era un compromiso con la comunidad universitaria y que hay estudiantes que llevan «prácticamente la mitad de sus estudios sin vivir la vida universitaria con normalidad», sobre todo aquellos que iniciaron un grado en 2019-20, antes del confinamiento.

En cuanto a las instituciones privadas, en la Universidad Católica de Valencia (UCV) la presencialidad se recuperará el próximo lunes, cuando entrará alumnado de 1º de carrera; mientras que en la Universidad CEU Cardenal Herrera, los estudiantes ya retomaron la actividad el martes, también de manera presencial y cumpliendo las medidas sanitarias.

Críticas por el retraso en la resolución de las becas de la Generalitat

Estudiantes de la Universitat de València (UV) denuncian que la Generalitat Valenciana ha vuelto a retrasarse en la resolución de las becas universitarias, como ya pasó el curso anterior. Así, cuando se está iniciando el 2021-22, las familias aún no tienen noticias de las becas autonómicas de 2020-21 y desconocen si finalmente deberán pagar los más de 1.000 euros de matrícula que no se han cobrado las universidades a la espera de las resoluciones y que deberán abonar si finalmente no se les concede la ayuda.

«Las becas de exención de tasas son el medio por el cual muchos alumnos acceden a los estudios universitarios. El Consell no puede resolverlas a curso pasado, porque genera desconfianza y pone en jaque las economías familiares», explica Andrés Ferández, coordinador de la Assemblea General d’Estudiants (AGE) de la UV. «El año pasado nos prometieron que no volvería a pasar, que al acabar el curso estarían, pero nos han vuelto a engañar. Es inadmisible», detalla, por lo que solventen este mes.

El viernes, en un acto en la UV; la consellera de Innovación, Carolina Pascual, agradeció a las universidades su colaboración en esta materia, al anticipar y asumir ellas el coste de estas matrículas hasta que se conocen los resultados de la convocatoria.

Compartir el artículo

stats