12 de junio de 2018
12.06.2018
40 Años
40 Años

Absuelven a la portavoz del PP de Llíria de un delito de tráfico de influencias

Reme Mazzolari fue acusada de favorecer con dos contratos a la empresa en la que trabajaba su marido

12.06.2018 | 04:15

El Juzgado de lo Penal número 17 de Paterna ha absuelto a la portavoz del PP de Llíria, Reme Mazzolari, de los delitos de prevaricación administrativa, tráfico de influencias, realización de actividades profesionales por autoridad pública y utilización de información privilegiada de los que fue acusada por la adjudicación de dos contratos a la empresa en que trabajaba su marido cuando ella era concejala de Urbanismo del consistorio edetano en 2008.

En julio de 2012 el Juzgado de Primera Instancia número 5 de Llíria citó a Mazzolari como investigada a raíz de una querella por haber adjudicado dos contratos públicos en abril de 2008 a la mercantil Inversiones y Estudios CAAZ, S.L para elaborar un Plan Acústico Municipal y el servicio de control ambiental de las instalaciones municipales de la Canyada Parda. Ambas adjudicaciones suponían un coste de 28.530 y 29.930 euros respectivamente. La denuncia sostenía que Mazzolari habría favorecido a esta empresa porque allí trabajaba su marido. La acusación sostenía que la concejala de Urbanismo, en tanto el puesto de poder que ocupaba, «no podía intervenir en el expediente de contratación por tener interés personal en el procedimiento». Es decir, mantenía que se debería haber abstenido.

En un primer momento, en julio de 2013, el juez decidió archivar el caso durante la fase de instrucción después de tomar declaración a Mazzolari. El magistrado argumentaba que «ni la concejala ni su marido tienen participación social en la mercantil adjudicataria». Por lo tanto, deducía que no se podía acreditar que Mazzolari tuviera intención de beneficiar a la compañía en cuestión, aunque su marido trabajara en ésta en el momento de la adjudicación.

Pero el caso fue reabierto por un recurso presentado por Camping Aguas de Llíria, S. L. como acusación particular. Tras abrirse juicio oral en octubre del año pasado, la Fiscalía ya pidió la absolución de Reme Mazzolari de los cargos de la que había sido acusada. Ahora, la propia magistratura le ha concedido la absolución.

Presión de un camping cerrado
Tras el fallo, Mazzolari, a través de un comunicado en una red social, atribuyó la querella que la ha llevado a este juicio a la «animadversión y venganza por no sucumbir a los intereses particulares de nadie y anteponer la legalidad y el interés general del pueblo».

Así, consideró que la querella presentada por Camping Aguas de Llíria, S.L. era una medida de presión a la corporación local, ya que previamente el camping había sido clausurado al detectar los informes técnicos municipales varias irregularidades en su actividad. «Los tribunales han dictado sentencia y han hecho justicia. Con ella, con la conciencia tranquila, con la verdad por delante, sigo saliendo a la calle con la cara bien alta», se reivindicó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook