Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras de mejora de la carretera entre Llíria y Alcublas comenzará este verano

Las obras corren a cargo de la Diputación de Valencia y se dividirá en cuatro fases por 10 millones de euros

Presentación de las obras de la carretera entre Llíria y Alcublas

Presentación de las obras de la carretera entre Llíria y Alcublas

La Diputación de València iniciará, este verano, la primera de las cuatro fases del proyecto para mejorar la seguridad de la CV-339, que conecta Llíria con Alcublas. Esta iniciativa supondrá una inversión total de 10 millones de euros y permitirá acondicionar este trayecto de 13,3 kilómetros de extensión y con un tráfico de 1.750 vehículos diarios.

Esta primera actuación, que afectará a un tramo de 3,2 kilómetros, ha sido presentada esta mañana por el alcalde de Llíria, Manolo Civera, el diputado de Infraestructuras, Rafa García, y la alcaldesa de Alcublas, Blanca Pastor, acompañados por miembros de la corporación municipal y técnicos provinciales.

La obra se iniciará este mismo verano y ha sido adjudicada a Ferrovial Construcción SA. Los trabajos consistirán en ampliar de 7 a 9,5 metros la plataforma y habilitar un carril bici de tres metros por ambos lados de la calzada en el primer kilómetro, hasta la cooperativa, conectando así el recorrido ciclista con el que transcurre junto a la autovía CV-35. También se remodelarán las intersecciones con los caminos de la Iessa y Caicons en este tramo de 3,2 kilómetros entre el acceso desde la autovía hasta el camino del Bayo.

 El primer edil, Manolo Civera, ha afirmado que este proyecto “da respuesta a una reivindicación histórica de las poblaciones de Llíria y Alcublas, una vía que conecta nuestra comarca con la de los Serranos, muy transitada por ciclistas, agricultores y moteros”

 "Es un eje viario de gran actividad económica en nuestra población por la presencia a su alrededor de la Cooperativa y las infraestructuras de las comunidades de regantes, por lo tanto, también, esta inversión servirá para mejorar la seguridad vial de los usuarios de esta carretera y facilitará el uso de medios no contaminantes a través de su tramo ciclopeatonal”, ha destacado Civera.

La CV-339 pertenece a la red provincial de carreteras y la Diputación ya acondicionó el tramo final de la misma, de aproximadamente un kilómetro. Los 13,4 kilómetros restantes presentan una sección transversal insuficiente, una calzada de 7 metros de anchura sin arcenes y un pavimento agotado. La intención del área de Carreteras es intervenir en toda la vía en cuatro fases, con inversiones de algo más de dos millones de euros cada una, para dejar en las condiciones óptimas la carretera. Cada una de las actuaciones proyectadas prevé mejorar tramos de aproximadamente tres kilómetros, la primera de las cuales se iniciará en la primera quincena de agosto.

Compartir el artículo

stats