Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La división interna del PP de Cullera acaba con dos sedes diferentes

Los dos portavoces municipales abren una oficina al margen de la ejecutiva del exalcalde Sanjuán

La sede oficial del partido en el Carrer del Riu. | LEVANTE-EMV

La crisis interna de la agrupación local del Partido Popular de Cullera ya no es un secreto a voces. Se ha vuelto tan patente que hoy incluso puede constatarse a simple vista. En este momento existen dos sedes diferentes: la tradicional, en la que se reúne la dirección local de la formación política, todavía controlada por el exalcalde Ernesto Sanjuán, y la que han abierto con el mismo logotipo los dos portavoces del PP en el ayuntamiento.

La nueva oficina, auspiciada por dos de los concejales. | LEVANTE-EMV

La división es cada vez mayor. Y, además, es doble. Por un lado está la ejecutiva local del Partido Popular y, por otro, dos de los tres concejales electos, quienes, a su vez, provocan de forma paralela la fragmentación del Grupo Municipal del PP al mantenerse uno de los ediles al margen del criterio que marcan los portavoces. Desde que Sanjuán fue derrotado estrepitosamente por el actual alcalde, el socialista Jordi Mayor, el PP cullerense no parece levantar cabeza.

La sede oficial se encuentra ubicada en la calle del Riu y está bajo el amparo de la ejecutiva presidida por Sanjuán. Pero desde hace unos días también se puede contemplar en la calle Maestro Serrano el otro local del llamado Grupo Municipal PP de Cullera que auspician los ediles Juan José Grau y Fernando Sapiña.

La división se fraguó en el ayuntamiento. Allí conviven los dos sectores: el formado por Grau y Sapiña ,y el oficialista, que representa Cristian Cuenca. La doble sede es la manifestación más palpable del enfrentamiento y no son pocos los ciudadanos que se preguntan si es necesario duplicar el gasto con dos inmuebles. Representantes de la ejecutiva rechazaron ayer valorar este asunto.

Frente a ese silencio, los portavoces municipales en el ayuntamiento atribuyeron la apertura de la segunda sede a «la intención de abrir una oficina de atención al público y al interés de realizar allí las reuniones propias del Grupo Municipal». El local, añadieron, les permitirá «atender de forma debida a aquellos ciudadanos que quieren manifestar su opinión para que la elevemos al pleno».

La falta de dicha oficina, según precisaron, «hacía que muchas veces tuviésemos que atender a la ciudadanía en la calle o en nuestros propios lugares de trabajo y se ha considerado la necesidad de tener un lugar de encuentro con aquellas personas que desean contactar con nosotros».

A mediados de 2018, durante la anterior legislatura, ya se vislumbró el enfrentamiento entre el entonces incipiente grupo renovador y la vieja estructura del partido, que provocó la dimisión del entonces líder municipal, Manuel López. Las tensiones continúan.

Compartir el artículo

stats