Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Iván Carbonell

"Valencia es fértil en historias de tesoros ocultos y castillos encantados"

«Ningún ser humano escapa de ser algo supersticioso», afirma el escritor

"Valencia es fértil en historias de tesoros ocultos y castillos encantados"

¿Cómo le llega esta afición por lo esotérico?

Por la rama paterna. Es una temática maravillosa y muy interesante. Siempre me ha gustado investigar el mundo medieval, las historias de brujas o las maneras de curar y sanar. Además, soy aficionado a los juegos de rol porque son una forma de recorrer esta historia medieval. De hecho, tienen una base cultural que la gente desconoce.

¿Hay muchas historias de corte fantástico en la Comunitat Valenciana?

La Comunitat Valenciana es un territorio muy fértil en historias esotéricas. De norte a sur hay muchas historias.

¿Cuáles son las historias más frecuentes en la C. Valenciana?

Hay mucha historia de tesoros ocultos y castillos encantados asociados a presencias. Por ejemplo, el Castillo de Morella está muy asociado al Papa Luna y podemos ver una misteriosa escalera que va al mar. También se habla de cuevas en su interior o de túneles que conectan con el centro del municipio.

¿Cuál es su historia favorita o la más terrorífica?

Hay muchas. Por ejemplo, la relacionada con una aparición en el Palau de la Generalitat los días que estuvo en Valencia Benedicto XVI en 2005 y cuyas grabaciones hicieron desaparecer. O la del hospital de la Cigüeña en la que se dice que se oyen niños llorar. Sin embargo, una de las historias que me parecen más interesante es la del Santo Grial de Valencia, creo que debería ser más conocida e investigada.

Uno de los mayores problemas a la hora de identificar estas historias imagino que será destapar las farsas.

Lo que es una farsa te lo explica la física. Otra cosa es la sugestión, como ocurre en el caso de los curanderos. Recuerdo un caso de un grupo de jóvenes que practicaron la ouija y les salió las palabras humo, Venta Mina, correr. Poco después se declaró un incendio en la zona.

Todos tenemos algo de supersticiosos, nada más hay que ver que los horóscopos están por todas partes.

Sí, todos somos un poco supersticiosos, todos tenemos nuestros rituales, por ejemplo, para aprobar un examen, y si no, mira los deportistas. Nadie, ningún ser humano se escapa de ser algo supersticioso.

¿Por qué nos asusta tanto lo sobrenatural?

Porque no pertenece a nuestra dimensión y porque no podemos luchar contra algo que no podemos ver.

Ha escrito mucho sobre lo fantástico y lo sobrenatural, pero ¿cree en ello?

No, yo soy de los escépticos hasta que me lo demuestren científicamente. Sin embargo son temas interesantísimos porque manifiestan una necesidad tan antigua del ser humano como es el no sentirse solo.

Compartir el artículo

stats