Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proyecto

El recuerdo de Guillem Agulló se hace película

Marques-Marcet rueda en València, Burjassot y Montanejos un film sobre la lucha de su familia por la memoria del joven antifascista

A la izquierda, el director barcelonés Carlos Marques-Marcet junto al joven Yani Collado, que interpreta a Guillem Agulló (a la derecha)

A la izquierda, el director barcelonés Carlos Marques-Marcet junto al joven Yani Collado, que interpreta a Guillem Agulló (a la derecha)

El 11 de abril de 1993 Guillem Agulló, un joven de dieciocho años, antifascista e independentista, es asesinado de una puñalada en el corazón por un grupo de extrema derecha. Desde entonces, mientras el joven de Burjassot, se convierte en un icono contra la violencia neonazi, Guillem y Carme, sus padres, inician su particular lucha para que la muerte de su hijo no se considere una mera pelea entre bandas sino un crimen político. Los obstáculos, las amenazas y las mentiras que se van interponiendo en su camino estarán a punto de derrumbar a la familia.

Este es el argumento de La mort de Guillem, la película dirigida por Carlos Marques-Marcet que desde el pasado 25 de noviembre se está rodando en localizaciones de València, Burjassot y Montanejos. Fue en esta localidad castellonense, en la que estaba de acampada con un grupo de amigos, donde Guillem encontró la muerte cuando fue acuchillado por Pedro Cuevas, condenado por ello a 14 años de prisión aunque acabó cumpliendo solo cuatro.

La película está protagonizada por la actriz Gloria March en el papel de Carme Salvador, y por Pablo Molinero en el papel de Guillem Agulló padre. Completan el listado de secundarios algunos actores de dilatada trayectoria, como el veterano Carles Martínez -interpretando a José M. Morató, abogado de su asesino y militante histórico de Fuerza Nueva-, Diego Braguinsky y Xavo Giménez.

Pero para el papel joven Guillem y el de su hermana Betlem se ha elegido a dos intérpretes debutantes: Yani Collado y Mar Linares respectivamente. Y no son los únicos nuevos en esto de actuar ante una cámara. Para reflejar con fidelidad el entorno militante de Agulló la productora ha reclutado a miembros de los movimientos sociales antifascistas y anticapitalistas de la ciudad.

Ganador de un Goya y tres premios Gaudí, y director de películas como 10.000km, Tierra Firme, Els dies que vindran, 13 dies d'octubre o la serie «En el corredor de la muerte», Marques-Marcet no ha planteado la película como un simple relato del asesinato sino que la ha llevado hacia la lucha posterior de los padres de Agulló por la memoria de su hijo y los problemas a los que se enfrentan desde entonces.

La película deconstruye su duelo y refleja el conflicto que les provoca el haber educado a su hijo en el compromiso social y haberlo perdido víctima de un crimen de odio. «Este conflicto interior une y a la vez desune muchas veces a una familia que ha sido denostada, que ha sido perseguida, y la película cómo esta lucha entra en conflicto también con este proceso de duelo», explica Marques-Marcet, que está trabajando sobre un guión de Roger Danés y Alfred Pérez Fargas. «La ficción es un gran formato para reflexionar como comunidad y releer nuestra historia desde ángulos íntimos, que los titulares de las noticias y los eslóganes no son capaces de captar», explica el director.

Por su parte, Marc Roma, uno de los productores del film, señala que éste «nos enfrenta a una situación que tuvieron los padres y que es un dilema que hemos de tener todos y que muchos tenemos en estos momentos en nuestra vida: significarse, ser activo en la sociedad, ser combativo, ser una personas responsable, o esconderse».

La mort de Guillem forma parte de la campaña «La lluita continua», una iniciativa de movilización social, política y de recuperación de la memoria democrática que toma como punto de partida la figura del joven antifascista.

«'La lluita continua' es una campaña de impacto, concienciación y memoria que pretende dar luz a los hechos ocurridos en València a partir del asesinato de Agulló -explica el también productor Sergi Moreno-. Para nosotros es importante hacer una película sobre el caso de Guillem Agulló para afrontarlo desde un punto de vista que puede ser que hasta ahora no se había tratado».

En este sentido, además de contar la lucha judicial de los padres de Guillem, la película cuyo estreno está previsto para otoño de 2020, «explora el carácter complejo y diverso de la identidad valenciana, indagar en la intimidad de los personajes que vivieron la vida y la muerte de Guillem, repasar aquel contexto y aquellas circunstancias y hacer un canto a la tierra, no desde la épica de los caídos, sino desde la intimidad del dolor de quien ha perdido un ser querido», comenta Marqués-Marcet.

«La familia padeció mucho porque una parte muy importante de la sociedad valenciana, y en general los poderes fácticos de la sociedad valenciano, fueron contra ellos», señala el periodista y exalcalde de Burjassot, Jordi Sebastià, en el vídeo de la campaña de Verkami de «La lluita continua». Y el padre del joven asesinado en Montanejos concluye: «Lo liquidaron pero no contaron que había todo un movimiento que estaba de nuestro lado, y que ese movimiento, 26 años después, continúa».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats